Entradas más populares

lunes, 6 de agosto de 2012

El primer ministro de la India condena la matanza en un templo sij de EEUU


El primer ministro de la India condena la matanza en un templo sij de EEUU


El primer ministro de la India, Manmohan Singh, condenó hoy el atentado registrado en Estados Unidos contra un templo sij que acabó ayer con la vida de seis personas más el atacante, y causó heridas a otras tres.
"Que este acto violento y sin sentido esté dirigido contra un lugar de devoción religiosa es particularmente doloroso. Envío mi pésame más profundo a las familias", afirmó en un comunicado Singh, quien pertenece a su vez a la comunidad sij de la India.
El primer ministro indio agradeció al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que condenara los hechos, y también mostró su deseo de que las autoridades estadounidenses tomen medidas para que ataques similares no tengan lugar en el futuro.
"La India -concluyó el primer ministro- se solidariza con todos los estadounidenses amantes de la paz que han condenado la violencia".
La matanza, cometida por un hombre armado, ocurrió ayer por la mañana en un templo sij de Oak Creek, en la región de Wisconsin (centro-norte de EEUU) y las autoridades han señalado que investigan los hechos siguiendo una hipótesis de "terrorismo local".
En total murieron siete personas -incluido el agresor-, y otras tres resultaron heridas de gravedad.
Poco después de conocerse la tragedia, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó su "profunda tristeza" por los fallecidos y heridos durante el tiroteo y señaló que sus "oraciones están con las familias y amigos de las víctimas".
Obama lamentó que "esta pérdida se produjese en un lugar de oración", y subrayó "lo mucho que ha enriquecido al país la comunidad sij, que es parte de la gran familia estadounidense".
Los sijs tienen en la ciudad india de Amritsar (norte del país) su principal centro espiritual, y suponen en torno al 2% de la población del país asiático, aunque cuentan con comunidades de emigrantes significativas en Estados Unidos o Canadá.
Noticias relacionadas

domingo, 5 de agosto de 2012

Un tiroteo 'masivo' se registra en el Templo Sikh de EE.UU.


Un tiroteo 'masivo' se registra en el Templo Sikh de EE.UU. 
Varias personas murieron y otras 20 habrían resultado heridas, según datos preliminares 


Siete personas han muerto, en un tiroteo registrado en el Templo Sikh, en el estado de Wisconsin, Estados Unidos, mientras tenían lugar los oficios matinales, según informa la policía local. Los informes preliminares indican que entre 20 y 30 personas resultaron heridas. Uno de los heridos podría ser un policía que al parecer recibió varios disparos al acudir a la escena del crimen, no obstante fuentes policiales indican que el oficial no está en peligro de muerte. Dos heridos fueron trasladados al hospital Froedtert. Uno de ellos se encuentra en estado crítico y el otro fue intervenido quirúrgicamente. Entre las víctimas mortales que al menos se han registrado, se encuentra el agresor, informa NBC. Algunas imágenes aéreas, tomadas poco tiempo después del ataque mostraban cuerpos tendidos en el suelo del aparcamiento del templo, según la CNN. La policía de Wisconsin aseguró que el FBI se encargará de la investigación del tiroteo en el templo de Oak Creek. John Edwards, jefe de la policía, dice que el caso está siendo tratado como un caso de terrorismo doméstico y el FBI está mejor equipado para manejarlo. Un testigo envió un mensaje de texto a 'Journal Sentinel', que reza que incluso puede haber dos individuos armados, pero esta información ha sido desmentida por la policía, según informa la agencia AP. Según información difundida por la policia, un testigo que presenció el incidente describió al asesino como un hombre blanco y calvo que vestía una camiseta sin mangas y que portaba dos pistolas. Los creyentes de la religión monoteísta india sij usan turbantes para cubrir su pelo y los hombres suelen lucir barbas. Se les confunde con los musulmanes y a menudo resultan víctimas de persecuciones racistas por grupos anti-islamistas. Se sospecha que el ataque iba dirigido contra ellos. Este tiroteo se produce apenas unas semanas después del registrado en Aurora, Denver, considerado uno de los más sangrientos asesinatos masivos en los últimos años en Estados Unidos, que dejó 12 muertos y 58 heridos en un cine donde se estrenaba la nueva película de Batman.