Entradas más populares

domingo, 12 de septiembre de 2010

Cuento de hadas global



Cuento de hadas global
Otro cuento de hadas, contemporáneo y global, parte de la novela Pasión india, de Javier Moro, ya que la heroína de su novela, la malagueña Maharaní de Kapurthala, Anita Delgado, tuvo un hijo, Ajit Singh, de la religión ``Sij'', quien engendraría una hija ilegítima de una chica árabe de Beirut, Zahra Ajami. Adoptada secretamente por el esposo de ésta, Anwar Akhtar, Maha Akhtar, vivió hasta los 40 y pico de años sin saber el secreto de su procedencia, si es que creemos sus ``Memorias'', La nieta de la Maharaní (traducción, Enrique Alda, Rocaeditorial, 2009), cuyo título original es The Maharani's Hidden Granddaughter, por Kimberly Maha Akhtar (2008).
Es una historia que implica a dos culturas que se han debatido siempre en la India desde tiempos antiguos, la mogol o islámica y la hindú, incluyendo el grupo ``Sij'', que son los hindúes que se cubren con turbante la cabeza. Se refiere también al mundo occidental al que Maha se incorporó con éxito hasta las más altas esferas, siendo la mano derecha de Dan Rather, el último de los grandes anchortradicionales de las cadenas principales de la televisión norteamericana, la CBS. La novela de la vida de Maha comienza dramáticamente con la crisis de Dan Rather, cuando se le despide, porque ha cometido un grave error al presentar en el 2004, 60 días antes de las elecciones presidenciales, un reportaje manipulado sobre el servicio de George W. Bush en la Guardia Nacional.
Al mismo tiempo, Maha, al tratar de encontrar sus datos de nacimiento en Sydney, Australia, se entera de que su madre le ha mentido. Se enfrenta a una doble crisis, la de la pérdida de su óptimo empleo y la de la pérdida de su fingida identidad. En Beirut, su madre Zahra le ha contado que no nació en Australia cuando ella era recién casada con Anwar, sino en la cama en que yace, muy enferma de cáncer. Es hija de un romance con el hijo de una bailadora malagueña y del Maharajá Jagatjit Singh de Kapurthala. Así iremos recorriendo la historia de la Maharaní, desde su punto de vista, mucho más estricto que el del novelista Javier Moro, su vida en la India de pequeña, donde aprendió a bailar en Delhi con su ``gurují'' en la escuela de Kathak Kendra; su internado en Bedales en Inglaterra y sus estudios en Bryn Mawr, una universidad femenina, en las afueras de Filadelfia, Pensilvania; sus giras con el grupo de rock The Cure, y su trabajo como asociada de Dan Rather, hasta llegar a bailarina de flamenco, cerrando el ciclo que comenzó su abuela, la Maharaní
española.
Por eso ya no hay razón de inventar cuentos de hadas en el nunca jamás. Lo que se busca hoy son historias ligeramente enmascaradas de gente real. Por eso han tenido éxito los reality shows, la revista ``People en español'', los shows de Entertainment Tonight, Oprah, Cristina, y Don Francisco. La historia novelada está en auge. Es una corriente actual de la narrativa que recuerda sus orígenes, la épica, donde al personaje histórico se le organiza una estructura de vida, para que al final haya justicia poética, como en el Mio Cid medieval. Y en el caso de esta obra, con el atrayente chismorreo de las noticias y el encanto y exotismo del Líbano y la India. •