Entradas más populares

lunes, 5 de abril de 2010

La India y Pakistán se disputan a la tenista Sania Mirza


La India y Pakistán se disputan
a la tenista Sania Mirza
Su boda con la estrella cricket paquistaní Shoaib Malik hizo disparar las alarmas en la India, que ya anunció que después de casada seguirá representando a ese país.
Tras su controvertida decisión de casarse con un jugador paquistaní de cricket, la tenista india Sania Mirza ha recibido pedidos de Pakistán para defender su bandera, pero la Asociación India de Tenis (AITA) garantizó hoy que seguirá representando a su país.
"Sania Mirza y sus padres han informado a la AITA de que continuará jugando con la India tras su matrimonio con Shoaib Malik", aseguró en un comunicado recogido por la agencia IANS el secretario general del organismo indio, Anil Khanna.
La AITA informó que la tenista ya ha confirmado su participación con la tricolor en las competiciones internacionales que se celebrarán en los próximos años, entre ellas los Juegos de la Commonwealth de Delhi de este año y los Juegos Olímpicos de Londres de 2012.
En una entrevista con el rotativo paquistaní "The News", el presidente de la Federación Paquistaní de Tenis, Dilawar Abbas, había celebrado la "gran noticia" del compromiso nupcial entre Mirza y Malik, ex capitán de la selección paquistaní de críquet.
"Esperamos que se pueda convertir en ciudadana paquistaní y pueda jugar con nosotros en el futuro. Tiene un gran futuro por delante y estaríamos encantados si jugara con Pakistán", aseguró Abbas, que no se esperaba que la tenista decidiera seguir representando a India.
"Las mujeres asiáticas tradicionalmente siguen a sus maridos, por eso tengo la esperanza de que algún día sea "inspirada" por Shoaib para jugar con Pakistán", esgrimió sin pudor el presidente del organismo que rige el tenis paquistaní.
En caso de que Mirza continúe defendiendo a la selección celeste, Pakistán aspira de todas maneras a que la deportista "anime" a las jóvenes paquistaníes a practicar tenis y convertirse en "jugadoras de clase mundial".
Mirza irrumpió con fuerza hace unos años en el circuito femenino pero actualmente se halla baja de forma y tan solo ostenta el número 92 del ránking mundial de la WTA, pese a haber llegado a ocupar el puesto 32.
La familia de la deportista anunció anteayer que la pareja, que profesa el islam, contraerá matrimonio dentro de un mes y trasladará su residencia a Dubai.