Entradas más populares

martes, 27 de abril de 2010

La India, preocupada por el proceso de reconciliación de Afganistán


La India, preocupada por el
proceso de reconciliación de Afganistán
En su primera visita a la India desde que salió reelegido como presidente, Karzai se reunió con el primer ministro indio, Manmohan Singh, y ambos difundieron un comunicado conjunto en el que apostaron por un plan de paz "liderado por el pueblo de Afganistán" y respetuoso con los principios de la "soberanía nacional".
También insistieron en la necesidad de "trabajar con la comunidad internacional para combatir a las fuerzas del terrorismo que suponen una amenaza particular para la región".
Karzai ofreció sus condolencias por los frecuentes ataques insurgentes contra objetivos indios en Afganistán, en algunos de los cuales, como los que han afectado a la embajada en Kabul, la India ha implicado a los servicios secretos paquistaníes (ISI).
El lado indio agradeció el detalle y, en rueda de prensa conjunta, Singh garantizó a Karzai que "la India está preparada para aumentar su asistencia" a Afganistán en ámbitos como las infraestructuras y la ayuda humanitaria.
Según una fuente oficiosa citada por la agencia IANS, durante la reunión Singh expresó a Karzai su preocupación por el plan de reconciliación afgano, que incluye un diálogo con grupos insurgentes y ha permitido ya incorporar a su Gobierno a ex miembros del Hizb-e-Islami del ex muyahidín y ex primer ministro Gulbudin Hekmatyar.
"Hekmatyar ha sido apoyado por Pakistán, debemos ser cuidadosos cuando hablamos del Hizb-e-Islami", dijo a Efe una fuente diplomática india que pidió el anonimato.
La fuente abundó que la Conferencia de Londres para Afganistán, en la que Karzai buscó aval y fondos para su plan de reconciliación, apoyó un proceso sólo "con aquellos que abjuren de la violencia, que no tengan vínculos con Al-Qaeda" como presuntamente tiene Hekmatyar.
En Londres, añadió, "no se acordó introducir a los talibanes en el Gobierno sino otorgar un lugar honorable en la sociedad a aquellos que se ajusten a ciertas premisas".
"Las premisas son importantes para impedir que Afganistán retroceda a la era talibán", insistió.
En la rueda de prensa, Karzai dijo haber tratado con Singh sobre la "jirga" o asamblea de paz de mayo, que busca la reconciliación "con aquellos elementos talibanes y otros (grupos insurgentes) que acepten la Constitución afgana y no sean parte de Al Qaeda".
Tras agradecer la "tremenda" asistencia para la reconstrucción ofrecida por la India, Karzai invitó al país a "enviar representantes" a la Conferencia de Kabul que dará seguimiento a la de Londres, prevista para julio.
En la capital del Reino Unido, la comunidad internacional apoyó el plan de Karzai de negociar con los insurgentes dispuestos a abandonar la violencia y desligados de Al Qaeda, pero Karzai siempre ha mostrado su intención de impulsar un diálogo más amplio que incluya a la cúpula del movimiento talibán.
Aunque la India no tiene tropas desplegadas en el país centroasiático, da gran importancia a su relación con el Gobierno de Karzai -que se educó en la ciudad norteña india de Shimla- porque quiere evitar una influencia directa mayor de su enemigo tradicional, Pakistán, o indirecta a través de los talibanes.
Por ello, el gigante asiático ha impulsado un programa de 1.300 millones de dólares que describe como "humanitario" y se centra en numerosos proyectos de infraestructuras.
Entre 3.500 y 4.000 indios trabajan en Afganistán en un centenar de proyectos -la mayoría, no oficiales, según la fuente- y curiosamente un gran número de ellos están emplazados en el conflictivo este afgano, fronterizo con Pakistán.
En las provincias de Nangarhar, Kunar, Khost o Paktika, donde grupos insurgentes como Hizb-e-Islami o la red integrista Haqqani tienen una notable presencia, los indios han levantado numerosas clínicas veterinarias y pequeños centros agrícolas y sanitarios.
Singh alabó hoy los "pequeños proyectos" indios, que dan un "beneficio inmediato al pueblo a nivel local", además de recordar la gran carretera construida con ayuda india en el sudoeste afgano.
Desde la Conferencia de Londres, Karzai ha mantenido reuniones con el presidente de EEUU, Barack Obama, el paquistaní, Asif Alí Zardari, el chino, Hu Jintao, y el iraní, Mahmud Ahmadineyad, países todos ellos clave para el eventual tablero posbélico.
Karzai debe entrevistarse nuevamente el día 12 de mayo con Obama, durante una visita a Washington