Entradas más populares

martes, 16 de febrero de 2010

Los terroristas atacan intereses turísticos en India


Los terroristas atacan
intereses turísticos en India
Una italiana, entre los nueve muertos en un local alemán en Pune

El Gobierno indio desconoce todavía quién se encuentra detrás del atentado que acabó con la vida de nueve personas el pasado sábado en un restaurante popular en la ciudad occidental india de Pune. Pero todas las sospechas recaen sobre Lashkar e Taiba (LeT), el grupo terrorista acusado del ataque en Bombay de 2008. También la organización islamista local de los Muyahidines Indios está en el punto de mira.
Entre los fallecidos por la explosión de una bomba oculta en una mochila bajo una mesa del café German Bakery se encuentran dos extranjeros, una joven italiana y un estudiante iraní, mientras que alrededor de 60 personas resultaron heridas, según el diario The Times of India. Se trata del primer ataque terrorista que sufre India tras el asedio de unos hoteles de lujo que experimentó Bombay en noviembre de 2008, en el que fallecieron 166 personas. En aquel ataque una delegación de empresarios españoles encabezada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, logró escapar por los pelos.
El ministro indio del Interior, P. Chidambaran, vinculó la explosión en el conocido local de Pune, situado en las cercanías del centro espiritual de Osho y un recinto judío, con el ciudadano estadounidense de origen paquistaní David Coleman Headley, miembro de LeT y acusado en Estados Unidos por su participación en el atentado de Bombay, donde supuestamente había sondeado los objetivos para el ataque terrorista.
"No descartamos nada, las investigaciones siguen su curso", dijo ayer el ministro a la agencia Reuters. Chidambaran reconoció que los terroristas habían seleccionado su "objetivo" por tratarse de un lugar popular entre los extranjeros y jóvenes indios.
"Se sabía que Headley había visitado el ashram [centro espiritual] de Osho, de modo que se había doblado la seguridad. Pero aún así ha sido muy triste y mucha gente se está marchando", señaló Elena Ortiz, una joven española en Nueva Delhi que suele frecuentar este centro de meditación. "Nadia la italiana fallecida era conocida en el ashram por su alegría", continúa Elena.
Diálogo con Pakistán
Este nuevo golpe terrorista se produjo tan sólo un día después de que India y Pakistán acordarán retomar el diálogo al más alto nivel para el próximo 25 de febrero tras haberse visto interrumpido después de los atentados de Bombay. En caso de demostrarse cualquier implicación paquistaní en el atentado, podría estar en peligro el acercamiento entre ambas potencias nucleares, que todavía se disputan la región fronteriza de Cachemira.
Por el momento, el Gobierno de Nueva Delhi se ha mostrado cauteloso y ha mantenido su apuesta por el diálogo con Islamabad, aunque el principal partido de la oposición indio, el Bharatiya Janata, ha criticado el Gobierno por llevar a cabo una aproximación a Pakistán.