Entradas más populares

lunes, 15 de febrero de 2010

Fantasma del terrorismo asoma en la India



Fantasma del terrorismo
asoma en la India
Nueva Delhi, Catorce meses después de los sangrientos ataques de Mumbai, que dejaron 166 muertos en la capital financiera de la India, el fantasma del terrorismo vuelve a asomar hoy en el país surasiático. El objetivo esta vez fue una panadería de la ciudad de Pune, que al igual que la antigua Bombay se ubica en el estado suroccidental de Maharashtra, y donde anoche murieron al menos nueve personas, y cerca de otras 50 resultaron heridas.Pero a diferencia de los ataques del 26 de noviembre de 2008, cuando 10 hombres armados hasta los dientes dispararon indiscriminadamente contra civiles y policías en varios puntos de la ciudad, el de Pune fue un atentado con bomba.El artefacto estalló en la Panadería Alemana cuando el establecimiento estaba abarrotado de clientes, entre ellos numerosos extranjeros, y fue aparentemente introducido dentro de una mochila que el atacante dejó abandonada.Hasta el momento ninguna organización o grupo radical o extremista de los varios que operan en la India ha reclamado responsabilidad por el acto terrorista, y el ministro del Interior, P. Chidambaram, quien este domingo visitó el lugar, pidió a la prensa no especular sobre el tema.El diario The Hindu llama la atención sobre la coincidencia del atentado con la anunciada reanudación del diálogo de paz entre India y Paquistán el 25 de febrero próximo, luego de la interrupción de las pláticas a raíz de los ataques terroristas de hace 14 meses.La elección del momento para ejecutar el más grave acto terrorista en la India desde el 26 de noviembre de 2008 apunta a un solo motivo: sabotear las venideras conversaciones aún antes de que se inicien, asegura el artículo.Después de la tragedia de Mumbai, Nueva Delhi acusó a Islamabad de brindar protección a los grupos radicales anti-indios que operan desde territorio paquistaní, y le exigió poner mano dura contra ellos como condición para retomar el diálogo de paz. La India y Paquistán, poseedores ambos del arma nuclear, se han enfrentado en tres guerras desde la partición del subcontinente en 1947, y mantienen una enconada disputa por la región de Cachemira, por lo que la reciente noticia de la reanudación de las conversaciones envió signos alentadores de distensión en el subcontinente.