Entradas más populares

lunes, 7 de septiembre de 2009

POLITICOS COMO DIOSES...


LA INDIA La muerte de un líder local causa una ola de suicidos
Políticos como dioses y dioses como políticos

Reddy durante una marcha a pie con agricultores

La muerte hace tres días del jefe de un gobierno regional de la India en un accidente de helicóptero ha desatado una ola de histeria en algunas zonas del país. La desaparición de Yeduguri Sandinti Reddy, o YSR, como se le conocía, ha causado más de 200 suicidios en su región natal, según algunos medios indios. Pero una lectura minuciosa de la información publicada arroja algunas dudas al respecto.
Entre los medios que publican una lista de casos de muertes supuestamente derivadas del shock se encuentra el 'Times of India', principal periódico en inglés del país. Supuestamente, se trata de personas que sufrieron un ataque al corazón o se suicidaron al conocer la noticia. Desde una pensionista que sufrió un infarto hasta estudiantes que ingirieron veneno o peluqueros que se desplomaron al oír la noticia por la radio, las circunstancias de varias tragedias personales ocurridas el día que murió el Reddy han sido asociadas, de manera un tanto forzada, a la muerte del político.
Jagan, el hijo del gobernador fallecido, apareció ayer en un canal regional de televisión de su propiedad para informar de los "200 suicidios" cometidos en memoria de su padre. Sin hacer referencia a la fuente de tal información, que ninguna autoridad ha confirmado, el huérfano hizo un llamamiento a la población para que demuestre su duelo de otro modo. Su emotiva intervención, posiblemente, le permitirá ocupar el puesto de su padre hasta las próximas elecciones. Otro periódico que pertenece también a la familia de Reddy elevaba la cifra de suicidas a 348, sin añadir más datos.
Ídolos con pies de barro
"Estamos asistiendo a la creación colectiva de un mito, edificado en torno a la imagen que proyectan los medios de comunicación", dice el profesor de sociología Chandra Mahood. "No sería de extrañar que por culpa de la glorificación del suicidio como forma de honrar a un líder fallecido, mucha gente que nunca pensó en suicidarse llegue a hacerlo. Es un macabro afán por participar de algo importante, aun a costa de la propia vida".

Reddy, saluda a sus seguidores. ysrportal.com
Estos sucesos recuerdan la extrema devoción que los indios son capaces de profesar hacia algunas figuras públicas. La muerte de celebridades como la leyenda del cine Ramachandran –tras la cual se autoinmolaron dos personas- puede llegar a desencadenar reacciones en masa que para el sociólogo Mahood "tienen más de exhibicionista que de emotivo, porque si no hubiese periodistas ni testigos, mucha gente se lo pensaría dos veces antes de inmolarse".
La deificación de los políticos y la politización de los dioses es un fenómeno que va más allá de lo sociológico en la India, un país donde hay templos dedicados a Indira Gandhi y donde varios actores de Bollywood han llegado a gobernar estados con más población que España. Por ejemplo, Nandamuri Rao, el antecesor de Reddy, fue un célebre actor antes de lanzarse a la política. Cuando presidía actos oficiales o aparecía en público, gustaba de disfrazarse igual que los personajes que le hicieron famoso en el cine, algunos de los cuales eran dioses hindúes.
Otros políticos como la populista Mayawati, que gobierna una región con más población que Brasil, está construyendo un grandioso parque con decenas de estatuas de granito de cuatro metros de alto que representan a grandes personajes de la historia india. Su imagen, hecha en bronce, tiene un lugar preeminente.
Si hay políticos que tienen un alto concepto de sí mismos, también hay partidos políticos que se apropian de los dioses, como el ultra hinduista Shiv Sena, que no duda en exhibir imágenes religiosas en sus carteles electorales o en apodar con nombres de demonios mitológicos a sus rivales.
"Los medios pueden hacer y deshacer ídolos a su antojo. Es muy fácil cuando vives en un país con 400 millones de analfabetos que ven la televisión todos los días", sentencia Mahood.
La misma prensa india que ahora publica panegíricos a doble página sobre YSR criticó duramente su gestión en el pasado. Hace dos años, la policía mató a ocho granjeros que se manifestaban en la región de Reddy contra la expropiación de tierras y entonces el país fue un clamor por su dimisión.