Entradas más populares

martes, 25 de agosto de 2009

A PEDALES DESDE INDIA



A pedales desde la India

Avijit Chakraborty fomenta la bicicleta viajando por todo el mundo. Ya lo recorrió entre 2005 y
Hay quien decide pasear desnudo por la ciudad o encadenarse o quemar contenedores. Las infinitas formas de manifestarse dependen de la imaginación del individuo. Prueba de ello es Avijit Chakraborty, un indio que ha decidido protestar contra el deterioro que el ser humano hace del medio ambiente. La manera es de lo más respetuosa con la naturaleza: quiere dar la vuelta al mundo montado en bicicleta. Y de paso, batir un récord Guinness.
En los cuatro meses y medio que lleva viajando ha visitado media Europa, desde Hungría hasta Francia. Ayer le tocó el turno a Madrid y a estas horas, según afirma la embajada de la India en España, ya está pedaleando hacia Lisboa para seguir con su causa. «Me gustaría que la gente se dé cuenta de los peligros de la polución. Por ejemplo, quiero promover el uso de la bicicleta. En Suiza y en Austria he visto que hay mucha gente que se mueve en ese medio de transporte», dice Avijit. A pesar de lo original que es dar la vuelta al mundo sobre dos ruedas, su método de concienciación es más convencional. «Voy a colegios y hablo delante de los estudiantes, que son el futuro de la vida. He llegado a hablar delante de doscientos alumnos, y digo yo que al menos cinco me harían caso», bromea.
Regalo de Bush
El indio pedalea con una mochila a cuestas en la que mete «documentos, plátanos... poco peso». Al llegar a Madrid, lo primero que hizo fue pedir alojamiento, tal y como «aconsejan las instrucciones para conseguir el Guinness». Por lo general, las autoridades o los templos le cobijan.
No es la primera vez que se embarca en una aventura de este tipo. Entre 2005 y 2006 se aferró al manillar para recorrer el planeta. Él, que tiene una mujer profesora y un hijo de ocho años, recuerda que su madre pensó que estaba loco. «La gente no cree eso, sólo ella», cuenta entre risas.
Avijit tiene anécdotas con las esferas del poder y con la gente común. De las primeras escoge la ocasión en la que lo recibió el ex presidente de Estados Unidos George Bush. La embajada de la India en el país norteamericano le propuso al ciclista el encuentro. De Washington no se llevó ninguna postal de la Casa Blanca ni ninguna bandera de estrellas, sino una bicleta nueva, cortesía del mismísimo Bush. En todos los países que visita intenta que le reciba el presidente, pero se queja de lo mucho que tarda el proceso.
Del segundo tipo de experiencias, las humanas, se queda con una que vivió en Austria. «Yo estaba al lado de una parada de autobús y allí había una niñita pelando una naranja. Cuando tuvo toda la cáscara en las manos, pensó dónde tirarla hasta que vio una papelera cercana. Lo que más me impresionó fue el sentido del deber que tenía aquella criatura de unos cinco o seis años», relata Avijit.
Batir el récord
El ciclista «ecológico» pretende también romper con esta segunda gira el récord Guinness, situado en 48.000 kilómetros cubiertos en 23 meses y 17 días, afirma Avijit. Él pretende correr más espacio y en sólo veinte meses. «Lo hago por mi tierra. Es un reconocimiento para mi país como lo es Rafael Nadal para España». De momento (quizá por su iniciativa) asegura que en la India se han tomado «medidas estrictas» para proteger el medio ambiente.
Batir el récord supondría además embolsarse unos 20.000 euros, según cuenta, aunque todavía no sabe en qué se los gastaría si consigue su objetivo. «Primero hay que llegar a la meta. Después, ya pensaré lo que se hace», dice. Interesante filosofía de vida.