Entradas más populares

domingo, 9 de agosto de 2009

JATROPHA.EL PIÑON Y EL DESPOJO DE TIERRAS


Jatropha. El piñón y el despojo de tierras

Por Elizabeth Bravo
Hay mucho mitos que se tejen en torno a esta planta. Que no necesita agua, que no necesita fertilizantes, que no le caen plagas, que no compite con la producción de alimentos, porque crece donde nada mas crece, lo cual ha sido demostrado por la literatura como falso. Vandana Shiva y Manu Sankar sostienen que la implantación de plantaciones de Jatropha en los territorios tribales indios de Chhattisgarh, Maharashtra y Rajasthan ha violado el derecho que tienen las comunidades de tomar decisiones sobre el uso de la tierra, ha desestructurado la organización local, y ha puesto en peligro la valiosa biodiversidad local, pues en estas tribus, se mantienen hasta dos mil variedades de arroz. En muchos casos las plantaciones han sido hechas en contra de la voluntad de las comunidades.

Hay mucho mitos que se tejen en torno a esta planta, que no debería ser llamada cultivo, porque está en proceso de domesticación. Que no necesita agua, que no necesita fertilizantes, que no le caen plagas, que no compite con la producción de alimentos, porque crece donde nada mas crece, lo cual ha sido demostrado por la literatura como falso.
Por lo cual es válido preguntarse cuál es el verdadero interés en el piñón, pues es uno de los cultivos que más se promociona sobre todo en los países más pobres del mundo, y hasta se lo ve como la salida a la situación de pobreza y marginalidad que viven algunas comunidades en todo el llamado Tercer Mundo.
Una posible explicación es que de la mano de la expansión de los cultivos energéticos se ha generado un proceso de ocupación de inmensas zonas que en el caso de otros cultivos han sido tierras dedicadas a la producción de alimentos, o ecosistemas naturales, y que en el caso del piñón son tierras consideradas como marginales. Este cambio de manos de la tierra (generalmente manos extranjeras) se ha dado a través de la compra o de la usurpación legal de tierras. En el caso del piñón son tierras ocupadas por comunidades muy tradicionales: adaptadas a vivir en un delicado equilibrio con ecosistemas de gran fragilidad, portadoras de una gran riqueza cultural, y custodios de una exquisita biodiversidad.
Es así como en los últimos años se ha iniciado una invasión de inversionistas europeos, estadounidenses, australianos, japoneses, coreanos, árabes envueltos en un agresivo proceso de compra de tierras en África, el sudeste asiático y América Latina. Hay también mucha inversión brasileña en países africanos, específicamente en el campo de los agrocombustibles.
No todas estas inversiones están relacionadas con el desarrollo de cultivos dedicados a la producción de agrocombustibles. Por ejemplo los árabes están en la búsqueda de su seguridad alimentaria, pues ellos tienen sus propias tierras marginales que se han ido deteriorando con tantos años de explotación (GRAIN, 2008).
En otros casos las inversiones están dirigidas a proyectos multipropósito, a las plantaciones energéticas se suman la generación a gran escala de otras fuentes alternativas de energía que requieren vastas zonas, como son la energía eólica y solar, desarrollo urbano y posiblemente el control de ciertos recursos estratégicos como es el agua, pues aunque al piñón se lo ubica en ecosistemas secos, con frecuencia en estas zonas existen importantes reservas de aguas subterráneas.
La compra de tierras se da a nivel privado, a veces en asociación con gobiernos, y en otros, involucrando comunidades locales.
Para algunos analistas estas inversiones son la única salida que tiene África, que en el caso de las tierras adquiridas en la región sub-sahariana casi siempre están relacionadas con plantaciones de Jatropha o de otros cultivos energéticos. Para otros, es un proceso de neo-colonialismo en la región.
En todo caso, la compra de tierras se está dando, como fue el caso de la compañía coreana Daewoo, que no obtuvo una licencia en Madagascar para plantar un área de 1,3 millones de hectáreas con palma aceitera, por la gran oposición que tuvo este proyecto a nivel nacional (The New Security Beat, 2009).
El Centro de Inversiones de Tanzania tiene como objetivo atraer este tipo de inversiones al país. Así la empresa británica Sun Biofuel Tanzania adquirió nueve mil hectáreas en el distrito de Kisarawe para sembrar piñón. Los campesinos que perdieron sus tierras recibirán a cambio una compensación. En Mozambique las solicitudes para adquirir tierras representan el doble del área dedicada a la producción de alimentos (Haralambous et al, 2009: 3).
En las Filipinas la compañía española de biodiesel Bionor Transformación S.A está en proceso de invertir 200 millones de dólares para usar 100 mil hectáreas en plantaciones de piñón, y en la isla de Mindanao, el consorcio de inversionistas japoneses y coreanos Bio Corporation planea ocupar 50 mil hectáreas con el mismo cultivo (Haralambous et al, 2009: 3).
Sudán, el país más grande del África, es talvez el que con más violencia está enfrentando este fenómeno de compra de tierras, luego que se ha finalizado la guerra civil que duró décadas. En medio de esta gran confusión de cambios de propiedad de la tierra, la agencia de cooperación alemana DED está promoviendo plantaciones de Jatropha en la región del Norte de Darfur.
Estos son apenas algunos ejemplos de lo que está sucediendo en el Tercer Mundo, proceso que podría estar avalizado por la FAO cuando sostiene que La FAO estima que existen en el mundo unas dos mil millones de hectáreas que podrían ser introducidas a la agricultura, aunque reconoce que al menos 500 millones (una cuarta parte), debería ser dejada sin cultivar por razones ambientales, e identifica a seis países con la mayor potencialidad: Angola, la República Democrática del Congo, Sudán; Argentina, Bolivia, Brasil y Colombia (Fisher, 2001).
Miles de hectáreas que podrían ser plantadas con Jatropha, estos países tienen la esperanza de atraer suficiente inversión para convertir estas áreas en los ámbitos económicos de poder (Jatropha Investors and Financing, 2008).
El acceso abierto a tierras es por tanto uno de los temas que más motiva a los inversionistas del piñón.
Una vez que los inversionistas tienen la tierra, pasan a ser beneficiarios de las ventajas que otorgan la legislación en la mayoría de países del mundo, en su afán de promover la expansión de agrocombustibles.
Las exportaciones del piñón, ya sea como materia prima o elaborada estarán dirigidas en su gran mayoría a la Unión Europea, donde los países deben cumplir ciertas metas para reemplazar los combustibles fósiles por agrocombustibles. En la Unión Europea, el combustible que más se utiliza es el diesel, a diferencia de lo que pasa en Estados Unidos donde se prefiere la gasolina. Es por eso que la mayor parte de biodiesel producido en el Tercer Mundo está destinado al mercado europeo; que las empresas que más trabajan es el piñón son europeas, y que la cooperación europea sea la que más promueva las plantaciones del piñón en diversas partes del mundo.
No es por lo tanto sorprendente que sean empresas europeas las que estén invirtiendo con mayor fuerza en las plantaciones de piñón, y que sean en sus ex-colonias donde se establezcan las principales plantaciones.
La situación de la India
El país donde más se ha promovido y se han establecido plantaciones de piñón es la India. A finales del año pasado el gobierno anunció su Política Nacional de Biocombustibles, en la que se señala que el 20% de la demanda nacional de diesel se obtendrá de plantas, para lo que se necesitará de 140 mil kilómetros cuadrados con este propósito. Al momento en la India hay unos cinco mil kilómetros cuadrados dedicados a cultivos energéticos. Entre los cultivos contemplado para cumplir con este plan nacional se incluye la Jatropha.
El ex presidente de la India Abdul Kalam es uno de los grandes promotores del piñón. El ha señalado que en la India hay unos 600 mil kilómetros cuadrado de tierras baldías, y que por lo menos 300 mil podrían ser dedicados a plantaciones de Jatropha.

En esta campaña de promoción del piñón, el Banco Estatal de la India firmó un memorando de entendimiento con una empresa subsidiaria de D1 Oil que en la India toma el nombre de D1 Mohan. A través de este acuerdo, el banco se compromete a abrir una línea de crédito de 1,3 mil millones de rupias para campesinos locales que quieren entrar en el negocio del piñón. Los campesinos deben pagar el préstamo con el dinero que D1 Mohan les pagará por la compra de las semillas de piñón. Un esquema de agricultura por contrato.
El combustible que se vaya a producir de el aceite del piñón puede ser exportado o destinado al consumo interno. En ambos casos D1 tiene un mercado. La India es un mercado lo suficientemente grande como para convertirse en un negocio atractivo, pero además al momento es un exportador neto. Lo importante para la empresa es controlar la cadena.
Pero hay mas empresas invirtiendo en plantaciones de piñón en la India, entre las que se incluyen Godrej Agrovet Ltd, Tata Motors, Indian Oil Corporation, Kochi Refineries Ltd, Biohealthcare Pvt, Biotechnologies Ltd, Jain irrigation System Ltd, Natural Bioenergy Ltd y Reliance Energy Ltd. Otro de los posibles usuarios de biodiesel de Jatropha es la empresa India de Ferrocarriles, quien está planificando utilizar sus tierras áridas y semi-áridas a lo largo de las vías para establecer plantaciones de esta planta. La India se ha convertido en exportadora de semillas de piñón para el resto del mundo.
Vandana Shiva y Manu Sankar han publicado recientemente un estudio sobre los impactos que han tenido las plantaciones de Jatropha en varias tribus tradicionales de los Estados indios de Chhattisgarh, Maharashtra and Rajasthan. Ellas sostienen que la implantación de estos cultivos en territorios tribales han violado el derecho que tienen las comunidades de tomar decisiones sobre el uso de la tierra, han desestructurado la organización local, al pasar por alto a las autoridades tradicionales y han puesto en peligro la valiosa biodiversidad local, pues en estas tribus, especialmente en el Estado de Chhattisgarh se mantienen hasta dos mil variedades de arroz. En muchos casos las plantaciones han sido hechas en contra de la voluntad de las comunidades (Research Foundation for Science, Technology and Ecology, 2007).
El piñón y la industria aeronáutica
Talvez el sector empresarial que más ha avanzado en el uso comercial del aceite de piñón como agrocombustible es la aviación.
La primera aerolínea en usar agrocombustibles en un vuelo fue Virgin Atlantic, que hizo un vuelo entre Londres y Amsterdam usando un 20% de agrocombustible en base a aceite de coco y de nuez de babaçú en febrero del 2008.
El 30 de diciembre del 2008, la aerolínea neozelandesa Air New Zealand -en colaboración con la Boeing y la Rolls-Royce, respectivamente a cargo de fabricar los motores y la aeronave- hicieron un primer vuelo de ensayo, en el que utilizaron una mezcla de kerosén (conocido como jet fuel) y el 50% de aceite de piñón. El piñón utilizado en el vuelo provenía de plantaciones de Malawi, Mozambique y Tanzania (Wassener, 2008).
Air New Zealand sostuvo que su experimento debía ser hecho en base a tres puntos no negociables, entre ellos que el combustible usado no entre en competencia con cultivos alimenticios. Es decir, que provenga de tierras que no son utilizadas en ninguna actividad agrícola / alimentaria. Para la empresa, las plantaciones del piñón en Malawi o Mozambique son posiblemente hechas en tierras marginales.
Posteriormente, el 7 de enero de este año, Continental realizó un vuelo de prueba en el que usó una mezcla que incluía biodiesel en base de aceite de algas y piñón; y el 30 de enero Japan Airlines hizo un vuelo experimental usando una mezcla que contenía el 50% de biodiesel en base de aceite camelina, piñón y algas.
La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) tiene como objetivo que sus 230 aerolíneas asociadas usen el 10% de combustibles alternativos en el año 2017, y que no dependan de combustibles fósiles en 50 años. En su política sobre combustibles alternativos, la IATA sostiene que apoyará las investigaciones para el desarrollo de aquellos cultivos energéticos que no compitan con los requerimientos de agua dulce ni con la producción de alimentos. Tampoco apoyarán los cultivos que provoquen deforestación o generen otros impactos ambientales como la destrucción de la biodiversidad (IATA, 2007).
El Convenio sobre Cambio Climático no ha discutido aun la responsabilidad de la industria aeronáutica internacional en el calentamiento global, aunque se le podría atribuir un 5% de las emisiones totales de CO2 , pero es un tema que debe abordarse y el sector empresarial aspira que se prepare una estrategia de reducciones globales para la industria aeronáutica, para no analizar las reducciones que tendría que hacer cada empresa, país por país. Así se lo plantearon al cuerpo intergubernamental de las Naciones Unidas que trata el tema ICAO (Internacional Civil Aviation Organization). En ese contexto ellos aspiran el apoyo de los gobiernos para acelerar la investigación de nuevos combustibles de origen agrícola, que no compitan con la producción de alimentos ni con el acceso al agua para cubrir las necesidades humanas. En este escenario, el piñón surge como una alternativa importante para que la industria aeronáutica pueda cumplir con sus metas en el tema del cambio climático, pues se ha convertido casi un dogma la afirmación de que el piñón es plantado en zonas donde no se produce alimentos.
La ventaja que ven en el aceite de Jatropha como sustituto del kerosén o fuel oil es que este aceite tiene un punto de fusión de -47oC, muy cercano al fuel oil, lo que es muy importante dadas las bajas temperaturas atmosféricas que se puede alcanzar a la altura que vuelan los aviones. Este no es el caso del etanol.
Pero el verdadero objetivo de buscar combustibles alternativos no es el cambio climático sino la volatilidad de los precios del petróleo, como dice Billy Glover, el planificador de política ambiental de Boeing:
Aun cuando el precio del petróleo haya bajado a US$50 después de haberse elevado por sobre los US$100 hace un año, el combustible continua siendo el principal costo para las aerolíneas, por lo que tiene sentido que se continúe invirtiendo (en energías alternativas) (The Sydney Morning Herald, 2009).
El añadió que
(…) las aerolíneas no tienen mucho espacio para negociar precios con las grandes empresas petroleras. Por otro lado, la industria de los biocombustibles es mucho más pequeña y puede dar a las aerolíneas una oportunidad para negociar precios, ya que ellas pueden jugar un rol importante en determinar la demanda. (The Sydney Morning Herald, 2009).
Las empresas de aviación han tomado la iniciativa formando el Grupo de Aviación de Usuarios de Combustibles Sustentables, formado por diez empresas que colectivamente usan entre el 15 y el 20% del kerosén a nivel mundial. Forman parte del grupo además Boeing y Honeywell, así como la empresa responsable de la refinación del combustible, UOP. (Krypton Organic & Biofuel, 2008).
En ese escenario, Geoff Hoon, Ministro británico de Transporte, dijo que su gobierno ha invertido mil millones de libras esterlinas para que las empresas Rolls Royce y Airbus trabajen en el desarrollo de esos nuevos combustibles y en nuevas máquinas adaptadas a ellos, pues la industria aeronáutica significa para el Reino Unido un rubro que solo en el 2006 fue de 20 mil millones de libras.
Conclusiones
A diferencia de otros cultivos energéticos, donde hay una fuerte inversión de las más grandes empresas petroleras, biotecnológicas, exportadora de commodities agrícolas, automovilísticas… en el piñón la mayor parte son inversionistas de riesgo.
Uno de los sectores que tienen un interés especial en el piñón como combustible alternativo es la industria aeronáutica por las características del aceite piñón en cuanto a su resistencia a resistir temperaturas por debajo de los -40oC.
Uno de los principales incentivos en invertir en el piñón es las facilidades que están dando varios países de África y Asia para la compra de tierras que son consideradas por los grupos de poder como marginales, despojando en ese proceso a comunidades muy tradicionales de sus territorios o negándoles del derecho a usarlo de la manera que lo han hecho ancestralmente.
En este proceso se da además un violento proceso de apropiación de extensos territorios por empresarios extranjeros, cuyo interés a lo mejor ni siquiera es el plantar piñón sino acceder a otros recursos. http://www.ecoportal.net/
Elizabeth Bravo- RALLT - RED POR UNA AMÉRICA LATINA LIBRE DE TRANSGENICOS
Referencias
Bravo Elizabeth 2007. Encendiendo el debate de los biocombustibles: Cultivos energéticos y soberanía alimentaria en América Latina.
Creedy, Steve. 2009. From noxious weed to jet fuel. 5 de enero, 2009.http://www.news.com.au/dailytelegraph/story/0,22049,24873668-5001024,00.html?from=public_rssEnviroAero. 2009. Governments Urged to Support Global Deal for Aviation. Boletín de prensa. 6 de abril, 2009. (Ginebra)
Fischer Günter, van Velthuizen Harrij, Medow Serge, Nachtergaele Freddy. 2001, Global Agro-ecological Assessment for Agriculture in the 21st Century, FAO y International Institute for Applied Systems Analysis (IIASA), Laxenburg, Austria.
GRAIN. 2008. ¡Se adueñan de la tierra!. El proceso de acaparamiento agrario por seguridad alimentaria y de negocios en 2008. Documento de análisis. pp 12. (Barcelona).
Haralambous S., Liversage H. y M. Romano M. The growing demand for land
Risks and opportunities for smallholder farmers. Governing Council. IDAF. Discussion Paper for Round Table 2. pp. 16. (Roma)
Jatropha Investors and Financing. 2008. Investing For The Future, Investing for the Environment.http://www.jatrophainvestors.com/
IATA, 2007. Fact Sheet: Alternative Fuels.www.iata.org/pressroom/facts_figures/fact_sheets/alt_fuels.htm
Krypton Organic & Biofuels. Boeing Leads Biofuel Initiative. 2 de octubre del 2008.http://www.jatrophabiofuel.com/Boeing%20Biofuels%20Initiative
Research Foundation for Science, Technology and Ecology. 2007. Biofuel Hoax: Jatropha And Land Grab. Boletín de Prensa presentado el 27 de noviembre del 2007.
The Guardian. 2008. Jatropha-fuelled plane touches down after successful test flight Air New Zealand plane flown on second-generation biofuelhttp://www.guardian.co.uk/environment/2008/dec/30/biofuel-test-plane
The New Security Beat. Food, Water, Energy, Timber, Population: Do Madagascar’s Forests Stand a Chance? 23 de abril, 2009.
The Sydney Morning Herald. Boeing, Airbus stick to biofuel plans. Martes 2 de abril, 2009
Wassener, Bettina. 2008. Airline Flies a 747 on Fuel From a Plant. New Zealand Herald, vía Associated Press. 30 de diciembre, 2008.
Yanos, Melana. 2007. Jatropha Fuels Land Investment. NuWire Investor. 17 de julio, 2007http://www.nuwireinvestor.com/articles/jatropha-fuels-land-investment-51144.aspx