Entradas más populares

miércoles, 22 de abril de 2009

VOTANDO POR EL ELEFANTE, LA MANO O EL LOTO


Votando por el elefante, la mano o el loto
En un país como la India, donde buena parte de sus 1.147 millones de habitantes son analfabetos, los 1.055 partidos políticos que concurren hoy a la segunda fase de las elecciones generales recurren a símbolos claramente distinguibles para ser identificados por sus votantes. Gracias a dichos ideogramas, los 714 millones de electores pueden decantarse por su formación preferida marcando su casilla con el dedo manchado en tinta o apretando su botón en las 1,3 millones de máquinas de votación electrónica instaladas en los 828.804 colegios repartidos por el subcontinente.
Los signos más reconocibles pertenecen a seis grandes formaciones nacionales, entre los que destacan la palma de la mano extendida a lo Buda del histórico Partido del Congreso, liderado por la familia Nehru-Gandhi; la flor de loto del grupo nacionalista hindú Bharatiya Janata (BJP); y el elefante del Bahujan Samaj (BSP) que encabeza Mayawati, la candidata de los «dalit» («intocables»).
Además, en estos comicios están presentes la hoz y el martillo del Partido Comunista-Marxista de la India (PCI-M), omnipresente en su bastión electoral de Calcuta para que a los votantes no se les olvide quién manda allí; el reloj del Partido Nacionalista del Congreso y la locomotora del Rashtriya Janata Dal.
A ellos se suman la miríada de formaciones políticas regionales que abundan en la India, entre los que figuran símbolos tan aguerridos como el león del «All India Forward Block», fundado en 1939 en Bengala Occidental; o las espadas cruzadas del Congreso de Arunachal, la remota región montañosa del noreste poblada por 61 tribus cuya soberanía provocó en 1962 una pequeña guerra fronteriza con China.
Debido a la proliferación de partidos en el fragmentado escenario político indio, varias formaciones de distintos estados comparten el mismo emblema. Así le ocurre al sol que despunta entre las montañas, usado en Tamil Nadu por el grupo Dravida Munnetra Kazhagam, por el Partido Federal de Manipur en esta región del noreste y por el Partido Nacionalista Zoram en la vecina Mizoram.
En esta misma zona tribal, más original ha sido la Conferencia Popular de Mizoram, que ha optado por promocionarse con una bombilla, metáfora de la luz que quieren traer a esta apartada región.
Un autobús o una bicicleta
El mismo progreso, pero en forma de autobús, es utilizado como reclamo en el Estado sureño de Kerala por el «Janathipathiya Samrakshana Samithy», mientras que otras formaciones, como el Congreso de Kerala, el Partido Popular de Manipur, el Partido Democrático de Meghalaya, el Partido Telugu Desam de Andhra Pradesh y el Partido Nacionalista de Jammu y Cachemira comparten el símbolo de una bicicleta.
Tampoco podían faltar ideogramas tan llenos de significado como la balanza de la Justicia, que representa al grupo Shiromani Akali Dal del Punjab, o las gafas del «Indian Nacional Lok Dal», del Estado de Haryana. Más crípticos resultan, en cambio, el paraguas del Frente Democrático de Sikkim, el trompo del «Marumalarchi Dravida Munnetra Kazhagam», en Tamil Nadu, o el tambor del Partido Democrático Unido.