Entradas más populares

martes, 28 de abril de 2009

POR FIN JUSTICIA....


Supremo ordena investigar a destacado político por matanza musulmanes de 2002
El Tribunal Supremo de la India ordenó hoy abrir una investigación sobre el papel desempeñado por un destacado líder hinduista de la oposición, Narendra Modi, en las matanzas registradas en 2002 en el estado indio de Gujarat, que costaron la vida a más de mil personas, la mayoría musulmanes.Según la agencia IANS, el Supremo ordenó que una comisión presidida por R.K. Raghavan, ex director de la Oficina Central de Investigación (CBI), investigue a Modi, actual jefe de Gobierno de Gujarat, y a otros 62 altos cargos de la región por su supuesta implicación en la masacre, entre ellos once de sus entonces ministros.La comisión deberá presentar en un plazo de tres meses ante la corte el informe sobre la masacre, una de las tragedias de la historia reciente de la India que más controversia causa en el país y que está acaparando buena parte de la atención durante los comicios generales indios, que acabarán el próximo 13 de mayo.Modi es un destacado dirigente del opositor Bharatiya Janata Party (BJP), que aspira a desplazar del Gobierno al Partido del Congreso, y su nombre cada vez suena con más fuerza para liderar a la formación hinduista.Los partidos no han tardado en reaccionar a la decisión del Alto Tribunal, que llega después de una petición presentada por la viuda de un diputado del Partido del Congreso que presuntamente murió durante las matanzas.'Ya es una tradición que se hable de algún tema relacionado con Gujarat antes de las elecciones', protestó un secretario general del BJP, Arun Jaitley, citado por IANS.Un portavoz del Partido del Congreso, Abhishek Manu Singhvi, aseguró que la decisión del tribunal es un 'bofetón en la cara' para Modi y vaticinó que el líder hinduista no pedirá perdón.Las matanzas de Gujarat han servido de arma arrojadiza durante la campaña electoral, incluso entre los dos principales candidatos a primer ministro, Manmohan Singh (Congreso), y L.K. Advani (BJP).El 27 de febrero de 2002 un tren atestado de peregrinos hindúes se incendió y fallecieron 58 personas, un incidente que los integristas hindúes atribuyeron a los musulmanes.En las horas siguientes, los musulmanes de distintas ciudades de Gujarat sufrieron las acometidas de grupos de radicales hindúes que violaron mujeres, quemaron casas, dañaron mezquitas y mataron a cientos de personas.Modi, ya por entonces jefe de Gobierno de Gujarat, es aún hoy acusado por el Partido del Congreso, la prensa y amplios sectores de la población de permitir la actitud pasiva de sus fuerzas de seguridad durante la masacre, que dejó más de mil muertos.Ello no ha impedido que dirigentes del BJP sigan ensalzando su figura por considerarlo un buen gestor económico y que incluso hoy un vicepresidente del partido, Venkaiah Naidu, asegurara que Modi tiene 'madera de primer ministro', según la agencia PTI.