Entradas más populares

miércoles, 8 de abril de 2009

LA EPOPEYA DE LA INDIA


Epopeya de la India, en novela

El escritor Javier Moro indaga en la saga familiar Nehru-Gandhi y en la transformación de la nación

Quiso el destino que una montañesa italiana se casara con el hijo de Indira Gandhi, entonces primera ministra de la India; ese que parecía el cuento de hadas de una joven introvertida, alejada de la política, pronto se convirtió en un mal sueño: Rajiv Gandhi, su esposo, electo primer ministro, sufrió un atentado y murió. Los años pasaron y sin buscarlo, en 2004, mil 200 millones de indios depositaron en ella sus esperanzas y la convirtieron en primera ministra; ella declinó, pero se mantiene como presidenta del Partido del Congreso de la India.
Ella, Sonia Maino, mejor conocida como Sonia Gandhi, es la protagonista de la más reciente novela del escritor español Javier Moro, quien en El sari rojo (Seix Barral, 2009), cuenta la aventura de amor de esa italiana, pero sobre todo la historia de una saga familiar, la de los Nehru-Gandhi, que llegaron al poder en 1947, con la independencia de la India.
El interés del narrador y autor de Pasión india —novela traducida a 17 idiomas que pronto será llevada al cine— era contar la vida de Sonia Gandhi, mostrar la influencia de una familia en la vida independiente de la India y hacer la epopeya de una nación que está en vías de convertirse en una potencia mundial de la informática y la tecnología. “Sin quererlo, Sonia, quien nunca ha tenido ambición política, encarna las esperanzas de mil 200 millones de personas que votaron por ella; se ha convertido en la mujer más poderosa de su país siendo italiana y sin quererlo”.
Esa historia, que nunca había sido contada en ningún libro, intrigó a Moro, al grado de llevarlo a radicar durante varios años en Nueva Delhi, a documentarse sobre el país y a indagar sobre la influencia que los Nehru-Gandhi han tendido en la modernidad del país y cómo han entendido que si esa nación se quedó fuera de la Revolución Industrial, no se quedaría fuera de la revolución informática.
“Mi interés por la India no es por su religiosidad, sino por las personas y la cantidad de historias que todavía hay que contar. Es un país que no se parece a ningún otro, tiene 4 mil 635 comunidades distintas, cada una con su idioma, religión, reglas, usos y costumbres; un país con más de 500 dialectos y 17 lenguas oficiales”, señaló el narrador.
Moro no quería hacer una biografía novelada, sino escribir un libro de no ficción, 100% verídico, basado en una investigación exhaustiva; sabía también que para entender a Sonia Gandhi había que contar todo sobre la familia a la que entró al casarse. Poco a poco, con ayuda de mucha gente cercana a Gandhi, descubrió los aportes que toda la familia ha hecho por lograr una India moderna, con base en la libertad y la democracia.
“Al final terminé hablando con la hermana de Sonia y con su hija. Descubrí que ella encarna las esperanzas de ese pueblo, pero siempre está en una posición delicada: es cristiana de formación, una mujer sin título universitario superior y nacida en Italia”.
El también autor de Senderos de libertad, Al pie de Jaipur y Las montañas de Buda, asegura que Sonia Gandhi representa lo que representa la familia Nehru-Gandhi: la modernidad, pues si hoy en día la India es una potencia informática y científica es porque Nehru dotó a las universidades de presupuestos para la ciencia y la tecnología; y luego su nieto Raziv, marido de Sonia, vio venir la revolución informática y apostó todo para favorecerla. Creo que la India será una gran potencia este siglo, moderna, científica, tecnológica y abierta”.