Entradas más populares

sábado, 14 de marzo de 2009

MINORIAS RELIGIOSAS EN PAKISTAN


PAKISTÁN- Urgen reformas políticas para proteger a las minorías religiosas
Lahore – La protección y el respeto de los derechos de las minorías religiosas en Paquistán es uno de los puntos sensibles a nivel social y político y uno de los sectores en que urgen reformas legislativas: es cuanto afirma un Memorándum elaborado por la comisión “Justicia y Paz” de la Conferencia Episcopal Paquistaní, enviado a la redacción de Agencia Fides.El documento es compartido por otras organizaciones eclesiales y asociaciones y movimientos de la sociedad civil paquistaní.El Memorándum –redactado tras un periodo en el que hubo monitoreo sobre las disposiciones legislativas del Parlamento y la actividad política del nuevo gobierno – fue enviado al Ministros federal para los Derechos Humanos, Mumtaz Alam Villani, y al Ministro federal para los Asuntos de las minorías, Shahbaz Batti, para indicar la situación en la que están las comunidades religiosas de minorías y pedir un paquete de reformas. Frente a tal intervención se pondrá a la prueba la real voluntad del gobierno de Ali Zardari de afrontar seriamente y resolver la delicada cuestión en juego.La comisión señala que “es necesario un cambio de la Constitución, de leyes, y políticas dirigidas a las minorías religiosas, para asegurar el respeto de los derechos civiles, políticos, sociales y culturales de todos los ciudadanos paquistaníes”.De la protección de los derechos humanos –afirma el texto- depende la solución de la crisis social y económica que atraviesa el país, así como la seguridad y la paz.Se pide al gobierno formar dos comisiones independientes y permanentes, una para los derechos humanos, otra específica para las minorías religiosas, que puedan monitorear continuamente la situación y señalar los abusos.Uno de los puntos clave –afirma el Memorándum- es el completo y definitivo retiro de la llamada “Ley sobre la blasfemia”, que condena a quien ofende el nombre del Profeta Mahoma pero que es utilizada contra los ciudadanos no islámicos. La Comisión pide también el censo de todas las comunidades de las minorías religiosas, étnicas y culturales, para asegurar que estas gocen de los plenos derechos sociales, económicos, jurídicos y políticos, así como algunos derechos fundamentales como el acceso a la instrucción y a la salud.El texto recuerda que el fundador de la patria, Ali Jinnah, reconoció en la Constitución a Pakistán como nación multicultural, en la que todos los ciudadanos son iguales y gozan de los mismos derecho: se invita por ello al gobierno a tomar las medidas adecuadas para eliminar toda forma de discriminación. Finalmente, una de las libertades fundamentales a salvaguardar es la libertad de religión, de la que derivan todos los otros derechos humanos: las minorías religiosas deben poder ejercer libremente su culto y propagar su fe ante los hombres que, siendo también libres, pueden adherirse a ellas. Ocho millones de ciudadanos en el país forman parte de las minorías no islámicas (de 160 millones de habitantes), entre cristianos (cerca de 4 millones), parsi, sikh, bahai, ahmadi y otros. Gran parte de esta población es pobre, analfabeta y socialmente marginada.