Entradas más populares

domingo, 8 de febrero de 2009

INDIOS DELCETI


Los indios que huyeron del CETI
al monte llevan ya diez meses al raso
Los 59 inmigrantes llevan exigiendo desde entonces no ser repatriados y ya han sumado más de un millar de firmas en Ceuta para solicitar que se revoque la medida
Viento, agua y frío, mucho frío es lo que llevan soportando los cincuenta y nueve asiáticos que huyeron el pasado 7 de abril al monte después de abandonar voluntariamente su estancia en el CETI. Protestaban así por el conocimiento de que iban a ser repatriados, pero hasta la fecha, diez meses después no hay noticias diferentes al respecto. Eso sí, se sabe que se les aplica la Ley de Extranjería pero lo cierto es que esta aplicación lleva un retraso de casi un año y con ellos al raso.
Soportando el viento, la lluvia y el frío de las últimas semanas y, aunque por su ubicación en el monte parezca que no son un problema, ayer sábado se cumplió nada menos que diez meses [se dice pronto] que un nutrido grupo de casi sesenta asiáticos naturales de La India abandonó el Centro Temporal de Estancia de Inmigrantes en protesta por su pronta repatriación y se fueron a vivir a los montes próximos a esta instalación de acogida. La alerta que en su momento dio la Delegación del Gobierno motivó directamente que se marcharan del centro de acogida y se fueran a vivir a la intemperie en el pasado mes de abril.Las templadas temperaturas de la primavera ceutí se soportaba bien en las primeras semanas, luego llegó el calor del verano mediterráneo propio de la ciudad y tras un otoño lluvioso donde los haya, llegó un invierno que está siendo bajo de temperaturas y también históricamente húmedo. Pues bien, todas estas inclemencias no les hacen desistir de su nivel de protesta. Ya lo de menos es el hambre; lo pasan mal bajo el agua, y aun peor durante las muy frías noches que soportan entre los telares de los cobijos levantados artesanalmente.Hay fatiga y desesperación, unida a enfermedades propias debido al frío, pero aun así mantienen firme la esperanza de no salir de España, de acabar regularizados de algún modo y evitar retornar a La India.Sólo la Iglesia les está ofreciendo refugio en estos días de complicación atmosférica. No van todos, van turnándose poco a poco, eso sí los que permanecen en el monte por voluntad propia están custodiados no obstante por agentes de la Guardia Civil.En cualquier caso, los huidos en el monte no son problemáticos. Ellos tienen claro que no provocarán altercado alguno porque conocen que esa sería la excusa inmediata para otro tipo de actuaciones más directas de la Administración contra los intereses de estos hindúes de permanecer en suelo patrioEl grupo tiene incluso un portavoz. El que da la cara en nombre de todos es Gurpreet Singh que es quien declara el interés de los 59 inmigrantes de que se les garantice quedarse en nuestro paísSe conoce que, efectivamente no son problemáticos, pero Delegación del Gobierno ha ordenado la presencia policial casi permanente en ese lugar. Fundamentalmente para que se vele por la integridad física de los huídos y controlar que cualquier hoguera montada en mal lugar provoque daños irreperables en la zona. La amenaza de los incendios no es elevada en este tiempo, pero hay que estar vigilantesGurpreet Singh manifiesta que están viviendo de la caridad de las personas de Ceuta y que uno de ellos ha conseguido ayudar en un comercio de la ciudad para obtener algunos beneficios económicos. “Algo tenemos que hacer”, cuenta en tono de preocupación e impotencia.Recogida de firmasAsguran que ahora han encontrado un nuevo pasatiempo después de tomar la decisión de recoger firmas por la ciudad para entregarlas a la Delegación del Gobierno. La idea es que csea revocada su orden de expulsión, que por cierto aún no se ha ejecutado.Los inmigrantes ya han recogido más de un millar de firmas de apoyo de los ceutíes en sus largos paseos por las calles del centro de la ciudad, donde aprovechan para rezar en el templo de la Comunidad hindú e incluso participar driectamente, como hicieron recientemente, en el homenaje a Gandhi.Delegación del Gobierno insiste en que la situación de este grupo no ha cambiado y que con ellos se ha aplicado la Ley de Extranjería, por lo que deberán volver a su país cuando se reciban las directrices oportunas.Hoy han pasado ya 10 meses desde que estos 59 inmigrantes abandonaron el CETI para vivir en los montes. ¿Por cuánto tiempo más?. Esa es la pregunta que ellos mismos se hacen.