Entradas más populares

viernes, 2 de enero de 2009

UN TEMPLO PARA UNA NUEVA GENERACION

Un templo para una nueva generación

El presidente de la Sociedad Sikh, Amritpal Singh Takhar, enfrente del nuevo templo sikh en Escondido.
Foto: Charlie Neuman [Union-Tribune]

ESCONDIDO — En Valley Parkway y avenida del Diablo, un impresionante templo color amarillo pálido comenzó a ofrecer servicios este mes.A la Sociedad Sikh de San Diego le tomó 15 años construir este gurdwara de 1.5 millones de dólares.Los servicios comenzaron el 5 de diciembre en el templo, el segundo de sólo dos templos sikh en servir a 500 familias entre Riverside y Chula Vista.De esas familias, 150 irán al templo de Escondido. Las demás van a un templo en Poway o a otros lugares.“Éste es un momento muy importante para nosotros. Queríamos construir esto para nuestros hijos, la nueva generación, para que tengan un lugar de alabanza”, dijo Baljit Singh Toor, el director de la Sociedad Sikh.

Ubicación:

1838 avenida del Diablo, en Escondido.

Tamaño:

La primera fase es una sala de alabanza de seis mil pies cuadrados con una cocina. La segunda fase añadirá una escuela dominical y un comedor.

Religión:

El sikhismo se fundó hace 500 años en la India años por Guru Nanak.

Costo del templo:

1.5 millones de dólares.

Antiguamente, los servicios se llevaban a cabo en la secundaria Del Dios dos veces por mes los domingos, aunque los sikhs oran más frecuentemente que eso: todos los días al amanecer y al atardecer.“No era conveniente. Queríamos un lugar donde la gente pueda entrar a cualquier hora y orar”, dijo Toor.

Los sikhs (sikh significa “el que busca la sabiduría”) observan el sikhismo, una religión minoritaria en la India fundada por Guru Nanak hace 500 años en el área del Punjab, en las regiones del norte y este de la India.Actualmente, unos 20 millones de personas en el mundo siguen esta religión.El sikhismo alaba a un sólo Dios sin forma humana y enseña a unirse con Dios a través de devociones religiosas, meditación y servicio y a vivir en paz y con integridad.Los sikhs rechazan el uso de ídolos y estatuas.Además, hombres y mujeres pueden leer las sagradas escrituras durante los servicios.