Entradas más populares

martes, 6 de enero de 2009

NUEVE MESES EN LOS BOSQUES


Nueve meses en los bosques
Nueve meses dan para mucho, incluso para la gestación de un bebé. Éste es el periodo que 59 hindúes, ex residentes del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, CETI, llevan malviviendo en el campo de la ciudad. “El doble de tiempo que los 37 bangladeshíes a los que la Delegación del Gobierno otorgó la residencia en la península”, recuerda Gurpreet Singh mientras sale del poblado de chabolas oculto entre los matorrales del bosque. Su mensaje, a pesar de los meses pasados, no se ha debilitado “Llevamos una media de dos años en la ciudad y consideramos que es tiempo suficiente para que el Gobierno nos otorgue el permiso para trabajar en la península”, explica el portavoz del grupo de inmigrantes. De hecho, siete de ellos ya trabajan en varios bazares y como mozos de carga, añade. Amardir Singh, compañero de reivindicación, le espera en el centro comercial Parque Ceuta, donde gana unos céntimos ayudando a llevar bolsas hasta los vehículos. Él sufrió el último percanace del grupo hace dos semanas, cuando sufrió una crisis de ansiedad debido a la tensión que le provoca pensar que su familia necesita su ayuda ya que el motivo de su ‘odisea’ es enviar remesas a la India debido a la situación de pobreza que prevalece en su país. Estuvo ingresado durante once días en la segunda planta del hospital civil del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, Ingesa, donde le fue diagnosticada “depresión”, asegura Amardir, quien fue acompañado por Gurpreet hasta el centro hospitalario de la ciudad.“El próximo día 16 tendré mi primera cita con el doctor, ahora sigo un tratamiento de píldoras para la depresión”, explica Amardir, para confesar que, durante días, no pudo ni comer ni dormir y le aterraba una sensación interna de “tensión y pensamientos negativos”, en sus palabras.Alberto García y Agatha Maciaszek, directores de un documental en proceso sobre la protesta protagonizada por los 37 bangladeshíes y que continúa con el abandono del CETI de los iniciales 72 hindúes, visitaron recientemente al grupo con el que mantienen una buena relación pese a residir en Madrid, donde surgió el movimiento de presión que desembocó en la obtención de la residencia de los inmigrantes de Bangladesh. La demo de este trabajo está en ‘www.youtube.com/watch?v=0TXLBvqfWUY’.La Delegación del Gobierno en la ciudad ha insistido en numerosas ocasiones en que no hará excepciones en la aplicación de la Ley de Extranjería y argumento que la medida extraordinaria tomada con los bangladeshíes fue en respuesta a la catástrofe natural que azotó su país. La India, además del riesgo de fenómenos meteorológicos extremos, sufrió una cadena de atentados en Bombay que alcanzó repercusión internacional. Sin embargo, lamentan los hindúes del bosque, “con nosotros no se hace justicia”, insisten. Sólo esperan que su estancia en los bosques no se prolongue otros nueve meses y, evidentemente, sea favorable a su solicitud: tener un trabajo digno para ayudar a sus familias.