Entradas más populares

martes, 6 de enero de 2009

HUELGA DE CAMIONEROS


Seis millones de camioneros indios
van a la huelga por los precios del diesel
Nueva Delhi, .- Más de seis millones de camioneros indios iniciaron hoy una huelga indefinida en toda la India para exigir que bajen los precios del diesel y de los neumáticos, ante el descenso del coste de estos productos a causa de la crisis financiera mundial. Los transportistas, convocados a la huelga por el sindicato Congreso del Transporte y el Motor de la India (AIMTC, siglas en inglés), abandonaron las carreteras desde la pasada medianoche, después de que ayer fracasaran las conversaciones entre el secretario indio de Carreteras y Transportes, Brahm Dutt, y representantes sindicales, según la agencia IANS.
"El Gobierno ha dado apoyo económico a muchas industrias después de la crisis global, pero no ha prestado atención a los problemas con los que se enfrenta la industria del transporte, que está en recesión. Nosotros también necesitamos un plan de rescate para sobrevivir", denunció el presidente del AIMTC, Charan Singh Lohara.
El Ejecutivo indio ha anunciado en el último mes dos paquetes de medidas fiscales para estimular la concesión de créditos e inyectar liquidez en el sistema, y con iniciativas que hacen hincapié en el sector inmobiliario, textil y automovilístico, entre otros.
Apoyados por unas 4.000 asociaciones de camioneros, los huelguistas reclaman una reducción del precio del diesel de 10 rupias (unos 0,2 dólares) por litro, frente a la bajada gubernamental de cuatro céntimos de dólar anunciada hace un mes.
El precio actual de este combustible varía en función de la ciudad: en Nueva Delhi cuesta 65 céntimos por litro y en la capital financiera del país, Bombay, 74.
"El Gobierno tiene mucho margen para reducir los precios del diesel ahora que los precios globales del crudo han caído a los niveles de 2004", argumentó el líder sindical.
Asimismo, Lohara solicitó que se "racionalizaran" los precios de los neumáticos, dado el descenso global del 60 por ciento en los costes del caucho.
Mientras, los comerciantes de las ciudades septentrionales indias de Chandigarh y Jalandhar, por su parte, expresaron su temor de que la huelga traiga consigo pronto una escasez de frutas, verduras y otros bienes de primera necesidad.
"Las existencias disponibles no durarán más de dos o tres días y la gente comenzará a almacenar productos arrastrada por el pánico.
El Gobierno debe resolver la huelga lo antes posible", advirtió un responsable de la Comisión de Verduras en Chandigarh, Ramesh Chander