Entradas más populares

jueves, 22 de enero de 2009

DIA DE PREVENCION DE LA LEPRA


Los nuevos casos de lepra en el mundo
podrían ser el doble de los registrados
Los casos nuevos de lepra en el mundo, 258.133 en 2007 en las regiones más afectadas, podrían ser el doble de los censados oficialmente, sobre todo por la falta de datos de Africa, según la dermatóloga Montserrat Pérez, quien ha matizado que esas cifras tampoco serían alarmantes.En España, se registran cada año entre 23 y 25 personas con la enfermedad, de las que más del 90 por ciento son extranjeros, procedentes en su mayoría de Brasil y, en menor medida, de Ecuador y resto de América Latina, que suelen llegar infectados, aunque no siempre diagnosticados.'Nosotros viajamos, pero las bacterias también viajan, con lo cual tenemos que estar dispuestos, sobre todo la clase médica, a enfrentarnos a una serie de enfermedades llamadas 'olvidadas' que van a tener importancia en nuestro país porque se van a trasladar de un continente a otro', ha dicho la doctora en rueda de prensa con motivo del Día Mundial contra la Lepra, el próximo 25 de enero.La fecha coincide con el primer centenario de la asociación de lucha contra la lepra Fontilles, que actualmente trata a 55 pacientes residentes en su sanatorio y otros 130 de forma ambulatoria en La Vall de Laguar (Alicante).Pérez, miembro de la junta de gobierno de Fontilles, ha denunciado el 'estigma y la marginación sociales' que aún supone padecer la enfermedad y que los pacientes prefieran ocultarlo a pesar de que es 'totalmente curable' en un plazo de entre seis y doce meses y la menos contagiosas de las que son infecciosas, producida por una bacteria, el bacilo de Hansen.Todos los enfermos, ha indicado, tienen asegurado el tratamiento adecuado y gratuito con la combinación de dos o tres drogas gracias a un acuerdo global entre la Organización Mundial de la Salud (OMS), los laboratorios Novartis y una fundación japonesa.Para poder beneficiarse han de estar censados por los respectivos gobiernos, que lo han de comunicar a la OMS.Por ello, se insta continuamente a los países endémicos, como Brasil y la India, a que registren todos los casos.Sin embargo, los hay que aún no lo hacen porque consideran que esto aparenta un signo de subdesarrollo, según el gerente de Fontilles, Manuel AmorósEl diagnóstico es sencillo, basta con una prueba de sensibilidad en la zona donde se hayan detectado una serie de manchas; la enfermedad afecta principalmente a piel y nervios y, aunque se cura, puede dejar secuelas de discapacidad en la movilidad.Como fenómeno 'ligado a la inmigración' en países desarrollados, por ejemplo España, Pérez ha indicado que habría que comprobar cuál es la situación en el Reino Unido, con una mayor incidencia de personas procedentes de la India, pero se carece de datos nacionales europeos.En las regiones más afectadas por la enfermedad, el número de casos nuevos se ha reducido un 66 por ciento entre 2001 y 2007, con una tendencia desigual, según la OMS.En 2007, la India registró más de la mitad de los casos nuevos de todo el mundo (137.685) y Brasil supuso el 93 por ciento de en las Américas.No obstante, el descenso en la India es mucho mayor y más rápido de lo que sería de esperar en una enfermedad de carácter infeccioso y con un período de incubación largo.A veces, los gobiernos están 'presionado a los trabajadores sanitarios para reducir las cifras y alcanzar así objetivos políticos', asegura Fontilles en un informe.La zona más afectada en 2007 fue el Sudeste asiático, con 171.576 casos nuevos, seguido por las Américas (42.135), Africa (34.468), Pacífico Occidental (5.836) y el Mediterráneo Oriental (4.091).Ese año, 17 países concentraron el 95 por ciento de nuevos casos: Angola, Bangladesh, Brasil, Chiana, República Democrática del Congo (RDC), Costa de Marfil, India, Etiopía, Indonesia, Madagascar, Mozambique, Myanmar, Nepal, Nigeria, Filipinas, Sri Lanka y Sudán.A principios de 2008, RDC y Mozambique consiguieron erradicar la enfermedad (menos de un caso por 10.000 habitantes).La lepra sigue siendo un problema de salud pública en las Américas, Africa y el Sudeste Asiático, apostilla el informe citado.