Entradas más populares

martes, 23 de diciembre de 2008

VACUNAN CONTRA LA POLIO EN INDIA

Rumores generan pánico
a vacunación contra la polio en India
BANGALORE, India - Miles de padres con sus hijos protestaron fuera de los hospitales de la ciudad sureña de Bangalore, en India, tras difundirse falsos rumores de que algunos niños habían enfermado después de recibir vacunas contra la polio, informó el lunes la policía. No obstante, funcionarios policiales dijeron que nadie había enfermado por la vacuna y presentaron una queja contra una estación de televisión local, al argumentar que ayudó a diseminar el pánico tras los rumores de que los niños tenían fiebre y vómitos.
La policía utilizó megáfonos para calmar los ánimos el domingo por la noche en un hospital estatal, donde se reunieron más de 3.000 personas, mientras el tránsito colapsaba en algunas zonas de la ciudad tecnológica india debido al reclamo.
Manifestantes empujaron a algunos médicos y rompieron las ventanas del centro médico, después de que sus hijos recibieran vacunas para la poliomielitis (en gotas) como parte de un plan de inmunización lanzado por el Gobierno hace más de una década.
"Todos estaban preocupados y agresivos", dijo a Reuters el subcomisario de Bangalore, Ashok Kumar. "Fue una situación difícil. Se fueron sólo después de que los médicos y los funcionarios policiales les aseguraron que sus hijos estaban seguros", agregó.
Un esfuerzo mundial por combatir la polio logró reducir el número de casos un 99 por ciento en las últimas dos décadas, pero la enfermedad aún es endémica en India, Pakistán, Afganistán y Nigeria.
Las sospechas sobre las vacunas empeoraron después de un brote importante de la enfermedad en India en el 2006, cuando algunos musulmanes se resistieron a inmunizar a sus hijos por rumores de que se trataba de un plan de Occidente para esterilizar a su descendencia.
La poliomielitis, que es incurable, genera parálisis irreversible.
India registró 535 casos de polio en lo que va del 2008, comparado con 471 en el mismo período del 2007, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).