Entradas más populares

miércoles, 10 de diciembre de 2008

LAS CARAS DEL "MAL"...

India revela nombres y fotos
(De izquierda a derecha): Bada Abdul Rehaman (Taj Mahal); Abdul Rehaman Chota (Oberoi Trident); Ismal Khan (Terminal de Chhatrapati Shivaji); Babar Imaran (Casa Nariman)Autoridades indias difundieron los nombres o alias de los nueve presuntos atacantes abatidos en los atentados del pasado mes en Bombay.
El jefe de la investigación en Bombay, Rakesh Maria, reveló también fotografías de los cuerpos de ocho de ellos -el noveno estaría en muy malas condiciones como para mostrarlo.
La policía india Informó que todos eran de origen paquistaní -aunque no fueron difundidos detalles de cómo se había determinado su origen- y que oscilaban entre los 20 y los 28 años.
Según afirmó Maria, el líder del grupo fue identificado como Ismal Khan, miembro de Lashkar-e-Taiba, el Ejército de los Puros, un grupo separatista que busca la independencia de Cachemira y al que India ha acusado de estar detrás de los mortíferos ataques en Bombay.
El atacante más joven fue identificado como Shoaib, alias Soheb, de 20 años y originario de la provincia paquistaní de Punjab.
Azam Amir Qasab, el único atacante que sobrevivió, se encuentra bajo custodia y está siendo interrogado.
Arrestos en Pakistán

Azhar fundó el grupo Jaish-e-Mohammad, prohibido en Pakistán.
Del otro lado de la frontera, el ministro de Defensa paquistaní, Ahmad Mukhtar, informó que Masood Azhar, Jaish-e-Mohammad y Kaki-ur-Rehman Lakhvi, sospechosos de ser responsables detrás de los ataques en Bombay, ya fueron detenidos.
Masood Azhar es uno de los hombres más buscados en India y su nombre figura en una lista de personas que las autoridades indias exigen le sean entregadas.
Azhar fundó el grupo Jaish-e-Mohammad, prohibido en Pakistán, y al que se le atribuye junto con Lashkar-e-Taiba la autoría de los atentados contra el Parlamento indio 2001, que llevaron a ambos países al borde de la guerra.
Syed Shoaib Hasan, corresponsal de la BBC en Karachi, informó que Azhar ha estado en repetidas ocasiones bajo custodia pakistaní en los últimos cinco años.
Pakistán también ordenó el cierre de oficinas usadas por Jamaat-ud-Dawa, una organización caritativa que podría haber funcionado como una suerte de pantalla detrás de la cual operaba Lashkar-e-Taiba.
En los últimos días ha aumentado la presión de India y Estados Unidos para que Pakistán tome acciones contra Lashkar-e-Taiba.
Pero el ministro de Defensa paquistaní ha criticado a Nueva Delhi y Washington por no compartir información con el gobierno de Islamabad.
Mientras tanto, el ministro del Exterior de ese país, Shah Mehmood Qureshi, dijo que los detenidos en Pakistán no serán enviados a India.
"Frustrar planes"
Corresponde al gobierno pakistaní actuar para prevenir cualquier ataque terrorista futuro
Sean McCormack, portavoz del Departamento de Estado de EE.UU.
El presidente pakistaní, Asif Ali Zardari, afirmó en un artículo que escribió este martes para el New York Times que las conversaciones de paz con India son necesarias para "frustrar los planes de los terroristas".
"Pakistán está comprometido con la búsqueda, detención, enjuiciamiento y castigo de todos los que participan en estos terribles ataques", escribió Zardari.
El pasado lunes, EE.UU. elogió los "pasos positivos" dados por Pakistán luego de que fuerzas de seguridad de ese país irrumpieran en un campamento usado por Lashkar-e-Taiba.
Sin embargo, el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, recordó también que "corresponde al gobierno pakistaní actuar para prevenir cualquier ataque terrorista futuro, para desarticular aquellas redes que puedan ser responsables de la perpetración de actos de extremismo violento".