Entradas más populares

martes, 2 de diciembre de 2008

ENTRENADOS EN PAKISTAN

Matanza terrorista en India
Los terroristas de Bombay fueron
entrenados en dos bases de Pakistán
El único detenido confiesa que un ex oficial del Ejército les dio un curso de un año
Las declaraciones del único terrorista capturado vivo, tras casi tres días de sangrientos enfrentamientos en Bombay entre las fuerzas de seguridad indias y un puñado de yihadistas, están levantando ampollas tanto en India como en Pakistán. Ajmal Amir Kasab, de 21 años, fue arrestado el jueves poco después de acribillar, junto con otro compañero que murió en el tiroteo, al jefe del Comando Antiterrorista indio, Hemant Karkare. El detenido asegura ser paquistaní y haber sido entrenado para atacar en India.
Kasab habla de 10 asaltantes, pero se sospecha que hubo al menos 15
Según las declaraciones filtradas por la policía al periódico The Times of India, Kasab se ha declarado "miembro de Lashkar e Toiba (LeT)", la organización radical islámica con sede en Pakistán que lucha por "liberar" a la Cachemira india, poblada mayoritariamente por musulmanes. LeT fue ilegalizada en Pakistán después de que se verificara su participación en los atentados de 2002 contra el Parlamento indio en Nueva Delhi, lo que colocó a los dos países al borde de una guerra.
"Éramos un grupo de 24 que seguíamos un curso de entrenamiento de LeT de un año de duración. Después de completar el curso, 10 fuimos seleccionados para la operación de Mumbai [Bombay]", afirma el detenido. LeT fue fundada en 1991, en plena revuelta independentista del valle de Cachemira. Su objetivo era tanto apoyar la lucha contra India como impedir que Cachemira se independizara en lugar de unirse a Pakistán. De ahí que contara con el respaldo del todopoderoso servicio secreto paquistaní, el ISI, considerado un Estado dentro del Estado. De esos años en que EE UU, el ISI y Osama Bin Laden financiaban a los muyahidin afganos para que acabaran con el régimen pro soviético de Kabul, viene la vinculación de LeT a Al Qaeda.
Kasab asegura que el curso se impartió en dos campamentos distintos, uno en la ciudad de Mansera, en la provincia paquistaní de Punjab, y otro en Muzzafarabad, la capital de la Cachemira paquistaní. Su maestro "en tácticas terroristas fue el ex oficial del Ejército Abdul Rahman", añade.
El curso se dividía en siete fases. "La primera", cuenta, "comprendía tres meses de puesta en forma física, con duros ejercicios que incluían carreras sin descanso de 10 a 15 kilómetros". La segunda fase, también de tres meses, se dedicaba a la formación en el agua: "Natación, surfing, buceo y remo en alta mar". "El tiempo restante", continúa Kasab, "fue dedicado al entrenamiento en las armas. Cuando acabó el curso fuimos enviados a Mumbai en una corta misión de reconocimiento". En esos días visitó los dos hoteles, Taj Mahal y Trident-Oberoi, que debía atacar más tarde.
En cuanto a la operación en sí, la policía afirma que Kasab ha declarado que fue sólo ese grupo de 10 yihadistas, "con 10 granadas cada uno", además de explosivos plásticos, rifles AK-56 y abundante munición, el que se embarcó en el puerto paquistaní de Karachi. Ya en alta mar, secuestraron el pesquero indio Kuber, mataron a los cuatro miembros de la tripulación y al capitán se lo llevaron para que gobernara la nave hasta Bombay. Llegados a su destino, mataron al capitán, y en dos botes de goma alcanzaron la costa.
El diario The Indian Express se pregunta, sin embargo, cómo es posible que haya sólo 10 terroristas si en el Kuber, ya localizado, se han encontrado 15 mantas, 15 chalecos salvavidas, y 15 cepillos de dientes, todo ello junto a otros restos de artículos fabricados en Pakistán, desde camisetas a comida, que revelan que en el barco viajaron 15 militantes.
Las distintas declaraciones de policías identificados o sin identificar recogidas por la prensa india se contradicen conforme pasan las horas. Después de que la oposición y una buena parte de la sociedad civil hayan arremetido contra el espionaje indio, al que acusan de "total negligencia", The Hindustan Times aseguró ayer que los servicios de inteligencia "habían advertido hace un año de que LeT planeaba atentar contra los hoteles de cinco estrellas de Bombay, después de llegar por mar a la ciudad". Supuestamente la información la obtuvieron de Fahim Ahmad Ansari, un musulmán indio reclutado por LeT y detenido en febrero pasado en el norte de India.
A su vez, fuentes policiales desmintieron ayer la información que dieron el sábado otros policías sobre que se habían encontrado explosivos suficientes para volar los hoteles atacados y que el terrorista detenido había confesado que pretendían "matar a 5.000 personas". La última revelación es que habían colocado tres bombas de ocho kilos de explosivo plástico cada una, dos en las cercanías del Taj Mahal y una próxima al Trident-Oberoi, para que "desataran el caos y permitieran a los terroristas escapar como turistas en la confusión".