Entradas más populares

miércoles, 3 de diciembre de 2008

ADVIERTEN DE MACROATENTADO...


Un informe advierte al nuevo equipo
de Obama del riesgo de un macroatentado
Una comisión especial alerta sobre Pakistán y la probabilidad de un ataque con armas nucleares o biológicas antes de cinco años
Un día después de que el presidente electo de EE.UU., Barack Obama, presentase en sociedad al que será su equipo de gobierno, un informe elaborado por una comisión bipartidista -que debe ser dado a conocer hoy en Washington aunque ayer se conocieron sus líneas maestras- alerta a la Administración norteamericana de que la amenaza de un ataque terrorista con armas de destrucción masiva no convencionales está más presente que nunca. El riesgo de que algún grupo terrorista se hagan con armas nucleares o biológicas aumenta a cada día que pasa.
El informe, redactado por la Comisión para la Prevención de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva y Terrorismo, arranca con la siguiente alerta: «Salvo que la comunidad mundial actúe decisivamente y con gran urgencia, es más que probable que un arma de destrucción masiva sea utilizada por terroristas antes de finales de 2013 en algún lugar del mundo».
La comisión afirma que estas amenazas no convencionales están tomando la delantera a los mecanismos disponibles de defensa y respuesta. Un riesgo que a su juicio está alimentado por las ambiciones nucleares de países como Irán o Corea del Norte, y por la existencia de agentes biológicos muy poco controlados. Este escenario hace que el margen de seguridad «se esté encogiendo».
La encrucijada de Pakistán
El estudio -elaborado antes del ataque terrorista en Bombay la semana pasada, que los servicios de inteligencia de Estados Unidos atribuyen a grupos militantes con base en Cachemira- advierte a la futura Administración Obama sobre las amenazas concentradas en torno a Pakistán. Hasta el punto de afirmar que «si hoy se trazase un mapa del terrorismo y las armas de destrucción masiva, todos los caminos confluirían en Pakistán».
El informe explica el inquietante protagonismo de Pakistán a través de factores como los santuarios terroristas establecidos en su frontera con Afganistán y las tensas relaciones con la India, agravadas por el hecho de que ambos países disponen de armas nucleares. Según advierte la comisión, «aunque Pakistán es un aliado, existe el grave peligro de que se convierta en un cómplice involuntario para un ataque terrorista contra Estados Unidos, posiblemente con armas de destrucción masiva».
Estas conclusiones son fruto de seis meses de trabajo por parte de la citada comisión, organizada al hilo del 11-S por el Congreso para estudiar el riesgo de escaladas terroristas. Sus nueve miembros han tenido acceso a toda clase de material clasificado, y la oportunidad de viajar a países como Rusia y entrevistar a 250 especialistas de varias naciones.
«Salvo que la comunidad mundial actúe decisivamente y con gran urgencia, es más que probable que un arma de destrucción masiva sea utilizada por terroristas antes de finales de 2013 en algún lugar del mundo».
El grupo ha estado presidido por dos ex senadores, el demócrata Bob Graham, de Florida, y el republicano Jim Talent, de Missouri. Pero quizá la influencia más importante de este grupo radica en que varios de sus miembros figuran entre el equipo de asesores de Obama con mayor proyección.
Contiene el informe trece recomendaciones, empezando por una nueva estrategia para hacer frente a la agravada amenaza que representa Pakistán. En el frente del bioterrorismo y las armas nucleares, el documento insiste en un aumento de las capacidades de respuesta y un mayor respaldo a entidades multilaterales como el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA).
Fuentes de la comisión han aclarado que el vaticinio de un atentado con armas no convencionales en el plazo de cinco años se basa en estimaciones propias, y no representa una opinión formal de los servicios de inteligencia de Estados Unidos. El grupo critica la supervisión legislativa del Congreso en esta materia, y reprocha a la Administración Bush no haber dedicado el mismo nivel de atención a la amenaza del bioterrorismo que a las cuestiones de proliferación nuclear.
Barack Obama designará hoy al gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, como secretario de Comercio, su último nombramiento en la rápida conformación de su gabinete, según dijo ayer un funcionario demócrata.
La apuesta por Richardson, uno de los políticos hispanos de más alto perfil de Estados Unidos, ex diplomático y ex embajador ante la ONU, será anunciada en una conferencia de prensa en Chicago, dos días después de que el presidente electo completara su equipo de seguridad nacional.