Entradas más populares

domingo, 30 de noviembre de 2008

QUERIAN MATAR A 5000 PERSONAS

El ataque terrorista en Bombay / Escalofriantes revelaciones
India: querían matar a 5000 personas
Sobre la base de los interrogatorios a uno de los detenidos, se supo que el comando atacante pretendía volar el hotel Taj Mahal
BOMBAY.- Un día después de que las fuerzas de seguridad recuperaran el control sobre el hotel Taj Mahal, copado por terroristas el miércoles pasado como parte de una serie de atentados que dejó 195 muertos en la ciudad, la policía reveló ayer que los atacantes querían volar ese edificio y asesinar a 5000 personas.
"Encontramos tanto armamento en su poder que es evidente que tenían planes para asesinar a 5000 personas", dijo R. R. Patil, el ministro del Interior del estado federal de Mahrashtra, cuya capital es Bombay.
Las mochilas de los terroristas estaban llenas de municiones, balas, granadas. Algunos de ellos también tenían bombas en su poder, además de teléfonos satelitales, alimentos, y tarjetas de crédito.
"[En los ataques] había 10 terroristas en total. Nueve fueron abatidos y uno ha sido capturado. Han recibido instrucciones desde el exterior por medio de teléfonos móviles vía satélite, ya saben de qué país", añadió Patil, en una aparente referencia a terroristas de Paquistán, a quien la India responsabiliza de los atentados, en una acusación que provocó una enérgica desmentida de Islamabad.
Ambas naciones, dos potencias nucleares que rivalizan por el control de la región de Cachemira, habían logrado últimamente una distensión en sus relaciones bilaterales, algo que parece haberse revertido completamente con la ola de atentados de Bombay, la capital financiera de india.
"La policía recuperó dos bombas, cada una de ocho kilos, que estaban junto a los terroristas. También hemos decomisado equipamiento GPS y teléfonos vía satélite", indicó Patil.
Añadió que los terroristas entraron en Bombay por vía marítima y desembarcaron en la costa del barrio de Colaba, donde tomaron un taxi y aprovecharon para cargar sus armas. Al parecer, arribaron a la costa en un bote neumático después de abandonar un navío pesquero que habían secuestrado previamente y matar a sus tripulantes.
Los responsables de los atentados, de edades entre 18 y 28 años y nacidos en Karachi (Paquistán) según se informó, llevaban un mes en la ciudad india y se hicieron pasar por estudiantes para alquilar una casa. Además, tenían aperitivos y frutos secos en sus mochilas, por si el asalto de Bombay se prolongaba, como finalmente ocurrió, ya que duró tres días.
Los medios indios afirman que los terroristas querían pasar a la historia y perpetrar un nuevo 11 de Septiembre en la India. El canal televisivo Times Now dijo que se inspiraron en el ataque al hotel Marriott de Islamabad, que dejó por lo menos 52 muertos en Paquistán, en septiembre pasado.
Fue uno de los peores atentados de la historia de ese país y se produjo cuando un suicida estrelló un camión cargado de explosivos contra las instalaciones hoteleras.
Los terroristas tenían todo planeado con máximo detalle y conocían a la perfección el diseño de los dos hoteles atacados: el Taj Mahal y el Oberoi, afirmó la cadena televisiva sobre la base del testimonio de un oficial presente en el interrogatorio a Azam Amir Kasav, el terrorista detenido.
"Querían reducir a escombros los símbolos de la fuerza económica y que no pudieran ser reconstruidos. Hablaban de un 11-S con el fin de derribar edificios", afirmó Times Now.
Además, los terroristas atacaron un restaurante, un cine, un cuartel de policía y una estación de trenes, y el centro judío de Bombay, que ayer también fue recuperado por las autoridades y en el que ocho personas fueron asesinadas. Kasav, de 21 años, proveniente de Karachi, Paquistán, al igual que seis de sus compañeros, confesó ser parte del grupo terrorista paquistaní Lashkar-e-Toiba, que lucha por la independencia de Cachemira.
Sin embargo, esta organización ha negado cualquier implicación. Un grupo virtualmente desconocido, llamado Los Mujahidines de Deccan, se había atribuido los atentados, en medio del escepticismo del gobierno indio.
Agencias AFP, DPA y Reuters
Las claves
11 de Septiembre indio. Los terroristas querían pasar a la historia con una matanza en Bombay similar a la de Nueva York en 2001.
Planificación. Conocían bien el Taj Mahal y el Oberoi, los dos hoteles que atacaron. Varios miembros del grupo, de por lo menos 10 hombres, se registraron en el Taj Mahal las semanas previas al ataque y recopilaron detalles sobre el edificio.
Llegada por mar. Secuestraron una embarcación de pesca y mataron a los pescadores. Desembarcaron en botes de plástico.
Armados hasta los dientes. Llevaban seis o siete cargadores con 50 balas cada uno y granadas, además de teléfonos satelitales, tarjetas de crédito y alimentos a base de frutos secos.
Entrenamiento de elite. Un experto de seguridad dijo al diario indio The Mail Today que la forma en que uno de los hombres llevaba el AK-47 en una mano demostraba que había recibido meses de entrenamiento.