Entradas más populares

sábado, 22 de noviembre de 2008

MALTRATO DE NIÑOS EN PAKISTAN

Lanzan una campaña contra
el maltrato generalizado de niños en Pakistán
La pobreza, el analfabetismo y la vigencia de antiguos códigos tribales tienen en los niños de Pakistán a sus principales víctimas, con un 75 por ciento de menores que han sufrido maltratos y otros abusos a los que el Gobierno y UNICEF quieren poner fin con una gran campaña nacional.Según datos de la agencia de la ONU, tres de cada cuatro menores paquistaníes han sufrido algún tipo de abuso físico o psicológico, siete millones se ven forzados a trabajar y hay más de 35.000 'niños de la calle'.En 2006, al menos 704 menores fueron asesinados, 340 violados, 297 sodomizados, 526 torturados y más de medio millar vendidos como jinetes de camellos, en un auténtico tráfico hacia otros países.La proporción de los casos se dobla en las zonas rurales, donde habita la mayoría de la población del país y se registran niveles de alfabetización más bajos.'Las cifras no son más que la punta del iceberg, no reflejan la realidad. Todavía la mayoría de casos continúan sin salir a la luz, no son comunicados a la Policía o son silenciados a menudo por los códigos de honor', expuso el director de UNICEF en el país, Martin Mogwanja.Pero los que salen, 'horrorizan', según Mogwanja, quien presentó la campaña junto a la ministra de Bienestar, Samina Khalid Gurki, en un acto ante cientos de infantes en la Biblioteca Nacional.En los últimos meses, tres menores fueron enterradas vivas por querer desposarse con maridos de su elección; diez fueron entregadas en matrimonio a ancianos de otra tribu para saldar la muerte de un burro, y una adolescente fue devorada por perros tras ser sospechosa de una relación 'ilícita'.Todo esto sin que hayan derivado muchas consecuencias para aquellos que cometieron tales atrocidades, amparadas en difusos y ambiguos códigos de honor tribal que, pese a no tener respaldo constitucional, continúan imponiéndose en muchos lugares del país.En Pakistán, por ley, el matrimonio está prohibido hasta los 18 años para los varones y los 16 para las mujeres, pero datos recogidos por diversas ONG calculan que en torno a un 30 por ciento de los menores se casa por debajo de la edad legal.'Pakistán tiene algunas leyes que son buenas, otras que deben ser mejoradas indudablemente, pero existe un problema de falta de aplicación de la legislación y una situación social, cultural, política e ideológica muy complicada', dijo a Efe la directora del departamento de protección infantil del Unicef, Smarahda Popa.A estas condiciones se añaden otros problemas como los deficientes registros de nacimientos, que varían mucho según la provincia: desde el 80 por ciento en Punjab (este) a apenas el uno por ciento en la depauperada y tribal Baluchistán (suroeste).Y también afectan los vacíos legales que aún están por enmendar, como que 'el castigo corporal sea delito', observó Mogwanja.Además, 'la extrema pobreza del país agrava las condiciones', subrayó Popa, quien recordó el dato de que el Gobierno se ha comprometido recientemente a conceder 1.000 rupias mensuales (unos diez euros) a siete millones de familias pobres.'En este grupo, de entrada, no están incluidos todos los pobres.Pero si atendemos a la alta tasa de natalidad del país, nos daríamos cuenta de que la cifra estimada de siete millones de niños que se ven forzados a trabajar se debe quedar corta', expuso.Precisamente la pobreza extrema en que se encontraban tres mujeres en la sureña Karachi las llevó esta semana a entregar a los servicios sociales municipales a ocho vástagos de los que no se podían ocupar, aunque finalmente los recuperaron tras recibir ayuda económica.Con este complicado panorama, la campaña anunciada hoy intentará en los próximos dos meses llegar a escuelas, madrasas y cuarteles policiales, entre otros, y contará con apoyo mediático a través de programas de debate, mensajes radiofónicos y anuncios.'Ningún niño debería sufrir en nuestro país. Voy a rezar por que sea así', dijo a Efe una niña que acudió a la presentación.Mogwanja, por su parte, hizo un llamamiento a las instituciones y a los medios para afrontar la 'seriedad' de la situación y socorrer a los niños paquistaníes.