Entradas más populares

lunes, 10 de noviembre de 2008

LOS LAVADOS DE LA INDIA


Los lavados de la India
Inmerso entre la diversidad humana, en medio de distintas religiones, culturas y razas, existe un tema universal, un pilar del comportamiento cotidiano e histórico de las personas: lavar la ropa.
Una actividad milenaria que ha acompañado al ser humano durante sus distintas etapas y períodos en este planeta. Y yo lo he seguido muy de cerca para poder aplicarlo a mi trabajo publicitario.
Así, mi deber me llevó a India. Después de muchas horas de vuelo, en la exótica Air India, llegué a Bombay impregnado de un profundo olor a especias, contagiado en el avión.
La primera vez que se pisa India, el impacto es inmenso. Nunca había visto tanta gente viviendo en la calle.
Al llegar al hotel, pedí lavar mi ropa. Me preguntaron si quería el sistema de máquina, que costaba una fortuna, o si quería el sistema local, igual de bueno pero a una cuarta parte del precio.
Con curiosidad pregunté por el sistema local, ya que yo estaba allí para desarrollar una campaña de detergentes.
Me explicaron que todos los hoteles, entidades publicas, turísticas, empresariales y domiciliarias enviaban la ropa al gran lavado de la noche.
Pregunté dónde quedaba eso para visitarlo. A 40 minutos caminando, me dijeron. ¿Y sí es seguro hacerlo en la noche? La respuesta fue afirmativa.
Entonces salí como a las dos de la mañana. Al marchar me encontré literalmente con un mar de personas durmiendo en la calle, envueltas en sus túnicas. Tantos, que tenía que esquivar los cuerpos y moverme en zig zag para no pisarlos.
Finalmente llegué. La sorpresa fue increíble. En medio de la ciudad, encontré un canal cementado, de lo que alguna vez fue un río, donde miles de personas lavaban ropa por la noche. Nunca había visto un centro de lavado así. Prácticamente una industria manual que lavaba la ropa de un amplio porcentaje de la ciudad. Lavaban y colgaban las prendas en cuerdas que medían cientos de metros.
Después de observar un tiempo el proceso, agotado, regresé al hotel.
Al día siguiente, en medio del sol, volví al lugar para verlo diurnamente.
Y el impacto fue mágicamente fotográfico. Me encontré con miles de prendas colgadas, brillando radiantes con el sol de Bombay. Tan fuerte el resplandor, que parecía una planta natural de energía solar.
Es sin duda el visual de limpieza mas potente que haya visto, el demo de blancura soñado por cualquier compañía o publicista.
El sistema de lavado local de India. Definitivamente, más blanco no se puede.