Entradas más populares

lunes, 10 de noviembre de 2008

LA VOZ DE LAS ECONOMIAS EMERGENTES


Economías emergentes ganan voz en recuperación financiera
Los ministros de Finanzas y presidentes de los bancos centrales de las 20 principales naciones industrializadas y en desarrollo apoyaron el domingo un plan de las naciones de mercados emergentes para tener más participación en la recuperación de los sistemas financieros mundiales.
Los dirigentes del llamado Grupo de los 20 indicaron también que el llamado G-20 debe convertirse en una organización con mayor responsabilidad en el desarrollo de nuevos lineamientos que eviten crisis económicas futuras.
Las naciones en desarrollo como Brasil, Rusia, China e India dicen que los países más ricos han sido tradicionalmente los líderes de las finanzas mundiales, pero que el sistema financiero actual, diseñado en la década de 1940, no pudo prevenir el actual caos económico y por ende ellas deben de ser incluidas en el proceso para solucionarlo.
Los jefes de estado del G-20 se reunirán en Washington la semana siguiente y el ministro de Finanzas de Brasil, Guido Mantega, dijo que se verán presionados a fijar un plazo muy corto para reestructurar el sistema financiero.
Deberemos cambiarles los neumáticos a los automóviles en movimiento. Esto significa que dentro de 60 a 90 días necesitaremos las soluciones para un nuevo mecanismo financiero, dijo. Los dirigentes europeos propusieron la semana pasada un plazo de 100 días para presentar una solución.
Los ministros reunidos en Sao Paulo estuvieron de acuerdo también en que los programas de rescate anunciados por Estados Unidos y naciones de Europa no han logrado solucionar la crisis mundial.
Tales acciones no bastaron para restablecer el crédito y la confianza. Existe la necesidad de medidas adicionales, todos estamos de acuerdo en ello, dijo Mantega.
En su declaración final, luego de un encuentro de fin de semana, los ministros dijeron que el G-20, con su amplia representación de economías grandes de importancia sistemática, tiene un papel determinante que desempeñar para asegurar la estabilidad financiera y económica global.
Un nuevo marco para el sistema financiero mundial no puede ser diseñado sin la participación de las naciones emergentes, dijo Stephen Timms, secretario del Tesoro de la Gran Bretaña.
Esto requiere que las economías desarrolladas y las emergentes trabajen juntas, indicó.