Entradas más populares

viernes, 28 de noviembre de 2008

EJERCITO ASALTA HOTEL TRIDENT


El Ejército asalta el hotel Trident

de Bombay y libera a parte de los rehenes
Una cadena de ataques reivindicados por islamistas causa al menos 125 muertos y más de 300 heridos, entre ellos dos españoles.- Fuentes de la embajada española en India confirma que dos españoles continúan retenidos en el Trident
Las fuerzas especiales del Ejército indio continúan esta noche combatiendo a los militantes dentro del hotel Oberoi Trident, en Bombay, en donde aún permanecen atrapados dos empresarios que habían viajado con las delegaciones madrileñas. Fuentes de la embajada española ha confirmado que Álvaro Rengifo, de Isolux, y Alejandro de la Joya, de Ferrovial no han sido liberados, informa desde Bombay, Ana Gabriela Rojas. Los efectivos se enfrentan a miembros de un grupo de terroristas islámico que responde al nombre de Deccan Muyahidiny, que protagonizó ayer ataques coordinados con explosiones y tiroteos en esta ciudad del oeste de India, causando la muerte a al menos 125 personas y heridas a más de 300.
Muchas personas que forman parte de la delegación con la que viajaba Esperanza Aguirre están refugiados en la casa del cónsul después de una noche infernal. Aseguran que están agotados porque han pasado cuarenta y ocho horas sin dormir y continúan escuchando el sonido de las bombas. La mayoría han tenido que pasar la noche en el malecón retenidos por la policía hasta que junto con el cónsul decidieron a las seis de la mañana salir de allí. Todavía quedan dos españoles en el hotel. Ya ha salido un avión desde Madrid a Bombay para traerlos de vuelta a casa. -La situación continúa crítica en el Trident, donde, según las autoridades indias, 39 personas han sido liberadas después de la ofensiva lanzada por las fuerzas locales. Aún se desconoce cuántas permanecen dentro del hotel, ni tampoco el número de terroristas. Según fuentes del ministerio del Interior, citadas por la BBC, en el hotel había entre 20 y 30 rehenes, pero los dueños afirman que hay unas 200 personas retenidas en el hotel.
Imágenes de televisión muestran llamas en los pisos superiores y regularmente se escuchan disparos. Las autoridades utilizan los teléfonos móviles de algunos de los huéspedes para decirles que se mantengan dentro de sus habitaciones hasta que se haya controlado la situación. PromoMadrid, desarrollo Internacional de Madrid, S.A., empresa pública de la Comunidad de Madrid responsable de fomentar la internacionalización de la economía y de las empresas madrileñas, ha informado en un comunicado de que todos los miembros de las delegaciones empresariales madrileñas están ya concentrados en el hotel Hyatt Regency, ubicado junto al aeropuerto internacional de Bombay, menos los dos que siguen atrapados en el Trident.
En tanto, los efectivos han tomado el control del emblemático hotel Taj Mahal, de 105 años de antigüedad, ya liberado de rehenes, donde se encontraba apertrechado un grupo de los terroristas. Sin embargo, algunos testigos informan que aún pueden escucharse disparos en la zona.
En el tercer escenario de ataques, la cadena CNN ha informado de que siete personas, entre ellas dos extranjeros, han sido rescatados de la Nariman House, un complejo residencial con una sinagoga en su interior en el que se han hecho fuertes unos seis terroristas.
Entre el más de centenar de muertos en uno de los peores ataques vividos en India hay seis extranjeros, uno de los cuales es un británico, según ha confirmado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Reino Unido. También se informa de la muerte de un australiano, un italiano y un japonés. El Departamento de Estado de EE UU ha confirmado que hay tres norteamericanos entre los heridos mientras que el Gobierno de Israel afirma que hay unos 10 nacionales atrapados en la Nariman House y se teme por su vida.
El primer ministro, Manmonah Singh, ha señalado a terroristas llegados de fuera del país como responsables de la matanza. Algunas fuentes militares apuntan directamente a Pakistán, aunque ese país niega las acusaciones.
Dos españoles entre los heridos
Dos de los más de 300 heridos por los ataques de ayer son españoles, un matrimonio formado por Rafael Deaux y María Rosa Romero, hospitalizados y con pronóstico leve. Según fuentes diplomáticas consultadas, él tiene la cadera rota y ella esquirlas de granada en distintas partes del cuerpo. No obstante, su estado de salud no corre peligro, según ha informado el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Su compañero en el Ejecutivo, el titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha anunciado que un avión español repatriará a la mayoría del medio centenar de empresarios españoles que permanecen en Bombay. Moratinos ha manifestado que los empresarios "están bien" y sólo preocupa el estado de los dos españoles escondidos aún en el hotel Trident.
En los sucesos se han visto envueltos la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y la delegación que la acompañaba en su visita, junto a un grupo de parlamentarios europeos entre los que se encontraba el español Ignasi Guardans (CIU). Aguirre, que ha salido ilesa -así como Guardans-, fue evacuada de la zona de conflicto y ha llegado esta mañana, sobre las 09.15, al aeropuerto de Barajas (Madrid). Precisamente, los dos empresarios aún retenidos en el hotel Trident (Álvaro Rengifo, de Isolux, y Alejandro de la Joya, de Ferrovial) formaban parte de la expedición madrileña. Los eurodiputados se encuentran en la residencia del cónsul francés y tiene previsto salir mañana de la ciudad india en un avión facilitado por el gobierno francés.
Ataque múltiple en una zona turística
La ola de atentados se desató pasadas las 21.30 hora local (17.00 hora peninsular española), y uno de los primeros tuvo lugar en el interior del antiguo hotel Trident de Bombay. La delegación española había llegado por la tarde a la ciudad procedente de Bangalore y en el momento del ataque, se encontraba registrándose en el hotel. Hacia la 1.30 (hora española) varias columnas de fuego comenzaron a devorar la parte superior de la fachada del hotel Taj Mahal, el otro foco de los ataques más importante. Las explosiones se repartieron en siete puntos de la ciudad, desde una gasolinera hasta restaurantes y una estación de ferrocarril, incluidos los dos hoteles. Ambos complejos están situados en la zona más elegante y turística de Bombay, informa Ana Gabriela Rojas desde Nueva Delhi.
Los terroristas tenían "vínculos externos"
El primer ministro indio, Manmohan Singh, en una comparecencia ante la nación, ha condenado los ataques y ha manifestado que su Gobierno tomará "las medidas necesarias para defender la seguridad" de los ciudadanos. "Pagarán (los terroristas) por estos ataques cobardes". Singh ha explicado que la cadena de atentados han estado "bien planificados" y han contado con "vínculos externos".
El Gobierno regional de Maharashtra ha decretado el toque de queda en el centro de Bombay y ha declarado un día de libranza para los empleados públicos. La organización islamista autodenominada Deccan Muyahidin ha reivindicado los atentados. Uno de los atacantes del Trident ha dicho a India TV que siete terroristas están reteniendo a varios rehenes dentro del establecimiento. "Queremos que todos los muyahidines presos en India sean liberados, y sólo después, liberaremos a los secuestrados", ha dicho el terrorista a la cadena.
En mayo de este año, otro grupo terrorista llamado Muyahidines Indios reivindicó siete atentados coordinados contra varios mercados de la ciudad de india de Jaipur, que mataron a 63 personas. Dos años antes, en julio de 2006, un grupo de extremistas islámicos hicieron explotar una serie de bombas en trenes de cercanía de Bombay.