Entradas más populares

martes, 4 de noviembre de 2008

DINASTIA INDOSTANICA


Dinastía indotánica
La última obra de Javier Moro, 'El sari rojo', se presenta hoy en Caja Cantabria
Dos rasgos configuran la trayectoria literaria de Javier Moro: de un lado, el dominio de ese nuevo género literario que combina las mejores armas de la narrativa y del periodismo de investigación para construir libros que dibujan aspectos de la sociedad contemporánea partiendo del vivísimo retrato de espacios, acontecimientos y personas concretas; en este sentido puede considerársele el mejor discípulo español de Dominique Lapiérre y Larry Collins, habiendo escrito al alimón con el primero 'Era medianoche en Bophal'; de otro lado, el amor por el fascinante subcontinente indóstanico y sus gentes, plasmado -entre otros títulos- en Las montañas de Buda o El pie de Jaipur, estremecedor relato de los efectos de las minas antipersonas enterradas en los campos de Cachemira y Bangladesh.
Ambos rasgos se entrelazaban ya de forma muy amena en Pasión india, basado en la historia real de una de las mujeres míticas de la pasada centuria en España: la bellísima bailarina andaluza Anita Delgado, casada nada menos que con el maharajá de Kapurthala, uno de aquellos legendarios soberanos que en la India gobernaban como reyes absolutos en sus territorios.
Aparecía allí una tercera línea -cercana al cuento de hadas o a la novela-idilio, como definiera Montesinos la narrativa perediana- confirmada ahora en 'El sari rojo' (Barcelona, Seix Barral, 553 pags), especie de complemento y continuación del anterior, al pasar del país de la fantasía y los marajás en la primera mitad del siglo XX, a la gigantesca nación que alcanza la independencia a partir de la labor de la familia Nehru/Gandhi, verdadera dinastía que ha gobernado el país durante cuatro décadas desde el Partido del Congreso, con tres presidentes sucesivos: Pandit Nehru, su hija Indira Gandhi y el hijo de esta, Rajiv; los dos últimos asesinados de forma violentísima en atentados terroristas. Una trayectoria que recuerda a la de la familia Butho en la contigua y opuesta nación de Pakistán.
Me refería a novela-idilio, porque la idealizada personalidad de A. Delgado se corresponde aquí con la de la italiana Sonia Maino, quien abandona por amor su vida en Europa para casarse con Rajiv Gandhi, integrarse en la dinastía mencionada y alcanzar el papel de primera dama o -en la actualidad- presidenta del Partido del Congreso, eje de la política hindú. El libro -estructurado en apertura, cuatro actos y epílogo- se inicia cuando en 1991 Rajiv es asesinado mediante violentísimo atentado, dejando a su esposa decidida a abandonar toda relación con la política e incluso regresar a Italia.
En el epílogo vemos cómo renuncia a formar gobierno tras haber ganado las elecciones de 2004. En medio el lector asiste entretenido -y a menudo subyugado- a la evolución personal de esta singular mujer, abocada a protagonizar los principales acontecimientos de su país.
El título alude al vestido tejido con sus propias manos por el gran Nehru en la cárcel, convertido luego en atuendo con el que se casarían todas las mujeres de la familia, desde Indira hasta la propia hija de Sonia y Rajiv. De este modo se pone de manifiesto el ambiente doméstico que preside buena parte de la obra: relaciones familiares dentro de la dinastía, entre las que destacan la rivalidad entre los hermanos Rajiv y Sanjay -víctima de accidente de aviación cuando se preparaba para heredar el legado político de su madre- o la benevolencia con la que Indira contemplaba las corrupciones y demasías de aquel hijo malogrado. Pero quizá lo que más interese al lector sea la ágil presentación de los acontecimientos históricos acaecidos allí en estos cuarenta años: la muerte del fundador del país, el fracasado matrimonio de Indira, su adusta manera de gobernar que culminará en el asesinato a manos de uno de sus guardaespaldas, los conflictos de Bangla-Desh, el Punjab o Ceilán, con la muerte de Rajiv a manos de los terroristas tamiles. En definitiva el conjunto -ilustrado con fotografías interesantísimas e inéditas en muchos casos- se lee de un tirón, además de constituir el testimonio del largo y tortuoso camino recorrido por una mujer (y una familia) para integrar al país que aglutina a una sexta parte de los habitantes del planeta en la senda de la modernidad.