Entradas más populares

sábado, 11 de octubre de 2008

PREPARAN ACCION GLOBAL


185 países preparan acción global
El G7 y el FMI se molivizan para dar una pronta respuesta a la crisis que afronta el mercado financiero mundial.
Desde Washington. El recibimiento que han tenido las autoridades financieras del mundo no pudo ser peor. Mientras los representantes de 185 países aterrizaban en Washington para la reunión anual del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, los mercados financieros del planeta caían ayer a niveles históricos, los precios de las materias primas se hundían y las bolsas volvían a desplomarse. La presión que está ejerciendo el mercado para una respuesta más amplia por parte de las autoridades mundiales ha vuelto crucial la reunión en Washington.Si de ahí no sale una respuesta a esta crisis mundial, lo que se viene es un escenario donde nadie quiere estar presente.De ahí que las reuniones se multiplican para encontrar la luz al final del túnel.La primera respuesta la dieron los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete países más industrializados (G7), que se reunieron ayer en el Departamento del Tesoro de EE.UU. Como el tiempo juega en contra, en la tarde ya aprobaron un plan de cinco puntos para estabilizar las turbulencias en los mercados financieros mundiales y evitar una recesión.El G7 se comprometió a “tomar medidas decisivas y a usar todas las herramientas disponibles” para apoyar a los bancos de importancia para todo el sistema financiero y a evitar su colapso.Las siete naciones también prometieron “tomar todos los pasos necesarios” para hacer que fluya de nuevo el crédito y funcionen los mercados monetarios, de forma que los bancos tengan un acceso “amplio” a financiación.El tercer punto del programa establece que los gobiernos se asegurarán de que los bancos puedan obtener suficiente capital de fuentes públicas y privadas para restablecer la confianza y poder prestar a consumidores y empresas. La cuarta medida consiste en asegurar que las garantías de los depósitos sean “robustas y consistentes”.Por último, el G7 se comprometió a "tomar medidas, si es apropiado, para reactivar los mercados secundarios de hipotecas y otros activos titularizados”.El comunicado del Grupo enfatiza que el plan debe proteger al contribuyente y evitar efectos perjudiciales potenciales en otros países.Con ello se quiere quebrar la ola de incertidumbre y miedo que ha reinado en las últimas semanas y que sigue amenazando con una recesión sin precedentes.Para ello, el apoyo del FMI será clave para asistir a los países afectados por esta turbulecia, señaló el Departamento del Tesoro en un comunicado.Por su parte, secretario del Tesoro de EE.UU, Henry Paulson, señaló que “estamos concentrados en la necesidad inmediata de estabilizar nuestros mercados financieros, y reconocemos que la confianza de los inversores es fundamental para restablecer la liquidez y mejorar la estabilidad de nuestro sistema financiero”.Durante las reuniones que se llevarán a cabo este fin de semana en Washington, se prevé que varios grupos de países coordinen acciones más globales para afrontar la crisis financiera.El G7 y otros países están trabajando juntos a través del Foro de Estabilidad Financiera (FSF) para garantizar una solución amplia para la crisis. Entre esas acciones se prevén medidas para mejorar la supervisión bancaria, la transparencia y el mejoramiento de las normas contables, señaló a Bloomberg Mario Draghi, gobernador del Banco Central de Italia.También existe expectativa por la participación de América Latina en esta cita, pues la región ha vivido crisis financieras de igual o peor magnitud y tiene mucho que aportar, señaló Augusto de la Torre, economista jefe del Banco Mundial para la región.Luego de la crisis de los años noventa, buena parte de los gobiernos latinoamericanos han aplicado políticas de prudencia que han dado resultado, dijo Anoop Singh, director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Iinternacional. “He visto que los gobiernos se resisten a repetir los períodos de crisis periódicas y de alta inflación”.Ayer un portavoz del FMI señaló a EFE que este organismo multilateral ha puesto a disposición de los países miembros sus reservas de USD 250 000 millones para responder a la crisis. El FMI desembolsaría los recursos en forma de préstamos urgentes, con menos condiciones que sus programas habituales y en cuestión de dos semanas.El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, activó el miércoles pasado este proceso de emergencia, ante las llamadas de algunos miembros del organismo. Dispone de USD 196 200 millones de dólares listos para ser prestados, y puede obtener otros USD 52 110 millones adicionales como parte de un programa de financiación de emergencia preaprobado por un grupo de países ricos, según la fuente de la institución.Pese a ello, la actual crisis dejará a Latinoamérica algo debilitada, pues el crecimiento previsto para el próximo año estará en alrededor del 3%, señaló Singh.Esa cifra, sin embargo, será superior a la que presenten las economías más desarrolladas, las cuales no crecerán e incluso pudieran registrar un decrecimiento hasta mediados del 2009, según proyecciones del FMI.Una de las ventajas que registra América Latina es que ha generado ahorros que la hacen menos dependiente de los mercados internacionales. Brasil, Chile y México, por ejemplo, han empezado a utilizar parte de esos fondos para estabilizar sus economías frente a las actuales turbulencias.
'La respuesta debe ser global'
Nouriel Roubini, profesor de Economía de la Universidad de Nueva York, recomendó que las autoridades de las finanzas mundiales debieran coordinar una reducción de las tasas de interés de al menos 1,5 puntos para evitar una recesión. Roubini, quien anticipó hace dos años que se venía una crisis crediticia, envió el jueves pasado un correo a sus suscriptores señalando que el mundo afronta un riesgo severo de un colapso en el sistema financiero global y una depresión severa. Ayer lo repitió en un seminario que se llevó a cabo ayer en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Washington, donde señaló la necesidad de garantizar temporalmente todos los depósitos bancarios, inyectar más liquidez en el sistema financiero y corporativo, recapitalizar los bancos viables e incluso nacionalizar parte de ellos.Ese tipo de acciones, sin embargo, deben hacerse de forma coordinada, con el fin de quebrar las expectativas pesimistas del mercado, que ha reaccionado en contra de las medidas aplicadas por las autoridades económicas. En esa acción, dijo, pueden ayudar organismos como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el BID, pues se necesita una intervención a escala global.
Acciones del G7 y el FMIEl G7 está integrado por los países más industrializados del mundo:EE.UU., Alemania, Francia, Canadá, Reino Unido, Japón e Italia.El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que Perú crezca este año un 9,2 %, dos puntos porcentuales más de lo previsto hace seis meses, y un 7% en 2009.Las reservas de FMI fueron utilizadas por última vez durante la crisis asiática de finales de los noventas. Hoy anunció que recurrirá a este Fondo otra vez.El Fondo apenas ha prestado dinero en los últimos años, dada la amplia liquidez en los mercados, con lo que sus arcas están repletas de reservas.