Entradas más populares

sábado, 4 de octubre de 2008

ORACION POR LA PAZ EN INDIA


Oración interreligiosa por la paz: la Iglesia indiana busca el apoyo de los líderes hindúes contra la violencia
Nueva Delhi (Agencia Fides) – La Iglesia india está afrontando la crisis de las agresiones contra los cristianos en dos frentes: por el lado civil, haciendo presentes a las autoridades políticas los derechos zanjados por la Constitución india, de los que gozan todos los ciudadanos indios, cualquiera sea su fe; por el lado religioso, buscando el apoyo y el consenso de los líderes de otras comunidades, en especial de los hindúes, para desenmascarar a los grupos fundamentalistas y recordar a todos que la violencia no forma parte de la religión. Se están multiplicando las iniciativas de diálogo y de encuentro entre hindúes y cristianos, que pretenden denunciar la ideología discriminatoria del “hindutva” (“hinduidad”), promovida por grupos radicales hindúes, mostrando el diálogo y el mutuo respeto como bases para las relaciones interreligiosas y proponiendo un modelo en el que todas las comunidades religiosas trabajan por construir la armonía y la paz en la entera nación. Una manifestación interreligiosa se tuvo ayer, 2 de octubre, en la capital Nueva Delhi: más de 15.000 personas entre cristianos, hindúes, musulmanes, sikh, buddisti, incluídos políticos y miembros de varias organizaciones de la sociedad civil, marcharon y rezaron en solidaridad con los cristianos, con ocasión de la “Jornada de la No Violencia”, celebrada en el 139° aniversario del nacimiento de Mahatma Gandhi, padre de la India. Los líderes y todos los participantes condenaron la violencia anticristiana que está recorriendo diversos estados de la Unión y rezaron frente al monumento dedicado a Gandhi. “Estamos profundamente adoloridos por los ataques contra la comunidad cristiana”, afirmaron al unísono los líderes religiosos, invocando de parte de los fieles el pluralismo, la libertad de conciencia y la reconciliación. La India, se destaca, tiene una tradición milenaria de coexistencia pacífica entre cristianos, hindúes, musulmanes, budistas y muchas otras comunidades religiosas. Y además la nación moderna, tal como fue querida por sus padres fundadores Gandhi y Nerhu, tiene el carácter de estado laico, respetuoso de los derechos individuales, de la libertad de conciencia y de religión. Por ello la Iglesia afirma que se necesita continuar con el diálogo, rezar y llevar la reconciliación a todas las personas de buena voluntad. La mayoría de los fieles hindúes, en efecto, está abierta y bien dispuesta hacia los cristianos, y más bien los grupos extremistas de ninguna manera expresan el sentir común y la opinión pública de la nación.