Entradas más populares

jueves, 9 de octubre de 2008

INDIA EN LA TEMPESTAD FINANCIERA


La India bajo los efectos de la tempestad financiera de Occidente
Nueva Delhi. Pese a los pronósticos de que la economía india mantendrá su crecimiento, gravitan sobre este país los nubarrones que ha desatado la tempestad financiera en Estados Unidos y que ya afecta a Europa.
“La India ya comenzó a sentir los embates”, señala hoy el diario The Times of India, que cita al jefe de la empresa Hewitt Associates, Sandeep Chaudhary, quien advirtió que las perspectivas en los próximos 12 a 18 meses oscilan de cautelosas a pesimistas.
Chaudhary expresó temor de que la ola de desempleo que ya golpea a Estados Unidos pueda alcanzar las costas de la India.
El ministro de Finanzas P. Chidambaram ha venido llamando a la calma, y en su más reciente presentación pública el martes se mostró confiado de que los indicadores vislumbran que la economía crecerá el ocho por ciento este año.
Incluso vaticinó un crecimiento del nueve por ciento para 2010.
Un día después, The Times of India recoge la advertencia de Naresh Malhan, especialista de la compañía Power India, quien alertó que “el ambiente está más difícil en la medida que el impacto se extiende de los servicios financieros a otros sectores de la economía".
Entre esos mencionó la tecnología de la información, las exportaciones, la manufactura y los bienes de consumo.
De hecho, los servicios que se han visto más resentidos son los de las empresas de la llamada externalización de operaciones de negocio y conocimiento (outsourcing), pues el 61 por ciento de sus contrataciones son con empresas y agencias financieras y bancarias norteamericanas.
Malhan señaló que muchas empresas están revisando sus proyectos de expansión sobre la base de reducir los costos de administración y recortar las solicitudes de préstamos.
“Estamos en el comienzo del problema en la India. Espero que el peor período será de enero a junio de 2009, a partir de la forma en que los presupuestos empresariales están siendo concebidos”, auguró.
Indicó que las compañías indias contratarán nuevo personal sólo si le es esencialmente crítico y están disminuyendo los viajes administrativos y los que se aprueban son en clase económica.
“Hasta el momento, no hay grandes despidos, pero los empleadores tampoco se sienten con ánimo de hacer nuevos contratos”, señaló el especialista.
Mientras, el índice bursátil de la India volvió bajar en sintonía con sus similares en Asia y el resto del mundo.
El Hang Seng de Hong Kong registró la peor caída en dos años, mientras el Nikkei, de Japón, perdió 7.10 por ciento; el Straits Times, de Singapur, cinco por ciento, y el Kospi surcoreano, 5.09 por ciento, como reflejo de la gran incertidumbre financiera que azota a Occidente.