Entradas más populares

jueves, 2 de octubre de 2008

ESPAÑOLES ESPIAS ACUSAN A PAKISTAN


Espionaje español acusa a Pakistán de colaborar con los talibanes
Madrid.- El espionaje español acusa a los servicios secretos paquistaníes de colaborar con los talibanes y con la red terrorista Al Qaeda, según un informe confidencial divulgado hoy por la emisora de radio española "Cadena Ser". El documento fue elaborado para el Estado Mayor de la Defensa por el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS) españolas y fechado en agosto de 2005, precisa un comunicado difundido por la cadena radiofónica. En el texto se puede leer que "los talibanes, con apoyo de Al Qaeda y el ISID (Inter-Services Intelligence Directorate) paquistaní, han recibido explosivos para ser activados por control remoto". "El Plan es que los talibanes empleen estos dispositivos para asesinar colocándolos en vehículos (...) aunque no se ha especificado qué tipo de objetivo será", añade. El informe constata "la existencia de campos de entrenamiento para la fabricación de dispositivos explosivos (IED) más avanzados en Pakistán, donde los talibanes han recibido entrenamiento, apoyo e inteligencia de los servicios secretos paquistaníes". Los talibán y Al Qaeda utilizan frecuentemente los llamados artefactos explosivos improvisados (Improvised Explosive Devices, IED), según el mismo comunicado, que indica que el informe subraya que la formación técnica que recibieron los talibanes para fabricar esos artefactos fue suministrada (al menos en 2005) por los servicios secretos paquistaníes. El gobierno paquistaní nombró este martes a un nuevo jefe de la inteligencia, aunque aseguró que el cambio no tiene nada que ver con las acusaciones de colaboración con los terroristas que vienen recibiendo los agentes paquistaníes por parte de Estados Unidos y que, según el informe difundido hoy, estarían plenamente justificadas. El nuevo jefe de los servicios secretos paquistaníes, el general Ahmed Shuja Pasha, supervisó durante los dos últimos años las operaciones militares que se han desarrollado en las áreas tribales fronterizas con Afganistán y en partes de la conflictiva Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP), indicó Efe.