Entradas más populares

sábado, 11 de octubre de 2008

EL MILAGRO INDIO TAMBALEA

El 'milagro indio' se tambalea
BOMBAY, India — La Bolsa de Bombay se hunde, el Banco Central inyecta miles de millones de dólares en el sistema financiero y la inquietud se apodera de las empresas, haciendo tambalear "el milagro indio", pero el Gobierno de Nueva Dehli insiste en que la economía está al abrigo de la crisis financiera mundial.
Señal de que el pánico de los mercados internacionales también llegó a la décima economía mundial, el principal índice de la Bolsa de Bombay se hundió un 7,07% este viernes al final de una nueva jornada negra.
"Esta nueva baja ha sido alimentada por las inquietudes de una desaceleración del crecimiento económico (en India) y por la crisis (financiera) mundial", comentó R. Balarishnan, corredor del Centrum Borking.
"Es un baño de sangre y estamos muy inseguros porque los mercados mundiales no reaccionan a las medidas adoptadas por las autoridades monetarias y políticas", lamentó su colega Hiten Agarwal, de la casa de corretaje Angel Broking.
La Bolsa más antigua de Asia ha perdido más del 44% desde el 1 de enero. Los fondos extranjeros vendieron unos 10.000 millones de doláres de acciones cuando en el mismo período de 2007 habían comprado 11.000 millones.
La divisa india está también a su más bajo nivel frente al billete verde, a 50 rupias por dólar: los inversores prefieren colocar el dinero en los mercados más seguros y ya no en los de los países emergentes.
Inmediatamente despues del derrumbe bursátil, el banco central anunció la inyección de 400.000 millones de rupias (8.200 millones de dólares) en el sistema financiero de la tercera economía de Asia "teniendo en cuenta la evolución de la situación de la liquidez en India y en el mundo".
El instituto monetario bajó al 7,5% la tasa de las reservas obligatorias, es decir la cantidad de dinero que los bancos comerciales deben guardar en reserva, con el fin de facilitar el acceso al crédito y el consumo, principal motor del crecimiento indio.
El lunes las autoridades monetarias ya habían inyectado 200.000 millones de rupias.
El Banco Central, cuyo objetivo principal era luchar contra una inflación a 12% anual, dice ahora que su "primer objetivo" es garantizar que haya dinero suficiente en circulación en India.
La posible crísis de liquidez preocupa a los economistas indios que admiten, como el experto del banco Baroda Rupa Nitsure, que "India no está aislada del resto del mundo".
"Los bancos dudan en otorgar préstamos a las empresas", indicó.
Para 57% de 348 sociedades interrogadas por la Federación de Cámaras de Comercio y de Industria Indias (FICCI), el clima de los negocios se deterioró entre el 1 de abril y el 30 de junio, según una encuesta publicada esta semana.
Hace un año, los pesimistas eran sólo el 12%.
La patronal teme por el porvenir de las socidades de informática de renombre mundial que ya sufren de la desaceleración económica en el último año en Estados Unidos, su principal mercado.
Varios analistas opinan que "el milagro indio" está llegando a su fin.
Pero ello no modifica el habitual optimismo del Gobierno. El secretario de Estado para las Finanzas, Arun Ramanathan, repitió este viernes lo que su ministro de tutela, Palaniappan Chidambaram, afirmaba rotundamente el miércoles: "los fundamentales de la economía india y el sistema bancario son sólidos".
"Somos lo bastante fuertes como para hacer frente a lo que sea", agregó.
Desde hace varios días India se jacta de estar "protegida" del temporal mundial gracias a una economía que no está totalmente liberalizada, a las importantes reservas en divisas y a un crecimiento que se debe al consumo y no a las exportaciones.