Entradas más populares

miércoles, 22 de octubre de 2008

AYUDA A RAJASTHAN


Manos Unidas recibe una herencia

que engrosa los fondos de su proyecto anual

El proyecto anual de Manos Unidas, centrado en la promoción de la mujer en el estado de Rajasthan ha experimentado un considerable impulso con la donación recibida a través de una herencia de una señora melillense. Al margen, la ONG que en Melilla dirige Alberto Vera Acosta, en la actualidad organiza los preparativos para la puesta en marcha de su rastrillo anual que, en esta ocasión, se ofrecerá de los días 11 al 16 de diciembre en la sala de exposiciones del Club Marítimo de la ciudad. En fechas prenavideñas en que los ciudadanos realizan sus compras de cara a las fiestas, Manos Unidas, ofrece a los melillenses la oportunidad de adquirir los tradicionales regalos que se intercambian por Navidad a unos precios módicos y además con el añadido de contribuir a una magnifica causa ya que el montante económico que se obtenga de la venta del Rastrillo pasará a engrosar los fondos que a lo largo del año y a través de distintas actividades recauda Manos Unidas para alcanzar el objetivo que se marca cada año.En esta ocasión, Manos Unidas ofrecerá en el Club Marítimo una serie de manualidades realizadas por el equipo de voluntarios/as de los días 11 al 16 de diciembre, así como aquellos regalos que los comerciantes o particulares melillenses quieran aportar.Además de la recaudación obtenida de su programa de actividades anual, Manos Unidas contará este año con el complemento económico de una herencia que ha destinado a la ONG una melillense.Proyecto 2008 En esta ocasión, el proyecto de Manos Unidas se centra en la promoción de la mujer en el estado de Rajasthan, y en concreto, en torno a once aldeas donde el 90% de la población vive de la agricultura estacional.La diócesis de Ajmer ha pedido la colaboración de Manos Unidas para poner en práctica un proyecto de desarrollo comunitario de tres años de duración en 11 aldeas y así mejorar la situación existente entre las mujeres.Entre las metas previstas está la formación de 22 grupos de mujeres, la realización de dos campamentos de salud por año y la formación de líderes.Los beneficiarios serán más de 3000 tribales y descastados. Manos Unidas pretende aportar los gastos de personal, formación y funcionamiento del programa y la diócesis de Ajmer contribuirá con parte de los salarios.