Entradas más populares

martes, 16 de septiembre de 2008

VIOLENCIA ANTICRISTIANA EN INDIA


Se extiende en la India violencia anticristiana
Nueva Delhi, 15 sep (PL) Después de los desmanes en Kandhamal, Orissa, ahora grupos de hindúes extremistas atacacan violentamente a la comunidad cristiana en el estado de Karnataka, reportaron hoy aquí varios medios de prensa.
Turbas de hinduistas, presumiblemente de la fracción ultranacionalista Bajrang Dal, atacaron el domingo siete iglesias y una vivienda en los distritos de Mangalore, Udupi y Chikmagalur, informaron los telediarios NDTV 24x7 y Times Now.
Otros actos vandálicos tuvieron lugar en el distrito de Dakshina Kannada, indicaron las fuentes.
Pastores y feligreses fueron asaltados y los centros de culto sufrieron severo daño, según reflejaron las imágenes mostradas por la televisión en varios sitios.
Por su parte, el diario The Times of India señala que la policía no ha arrestado a nadie en ese estado, donde recientemente asumió el poder el conservador Partido Bharatiya Janata.
Después de la agresión, un grupo de devotos cristianos se congregó frente al ayuntamiento de Milagres, en Dakshina Kannada, para protestar por los ataques hinduistas y, en cambio, la policía arremetió contra los manifestantes a bastonazos.
Estos respondieron a pedradas y los agentes tiraron gases lacrimógenos para dispersarlos, la mayoría jóvenes, narra el periódico.
Los promotores de este vandalismo religioso lo justifican con el argumento de que los residentes en esas zonas están siendo convertidos a la fuerza del hinduismo al cristianismo.
“Pero en un análisis más a fondo, parece que el motivo no es meramente de conversión”, indica The Times of India.
En Kandhamal, Orissa, ejemplifica el diario, la creciente prosperidad de los miembros de la casta inferior de "dalit panas" tras convertirse y practicar el cristianismo parece ser la razón que incita la violencia de los ultranacionalistas hindúes.
Preocupado por la expansión de la campaña anticristiana, el primer ministro Manmohan Singh llamó la atención del ministro jefe de Karnataka, B.S. Yedyurappa, y del gobernador Rameshwar Thakur a fin de que adopten medidas para prevenir nuevos desmanes hinduistas.