Entradas más populares

lunes, 29 de septiembre de 2008

INDIA SORTEA LA CRISIS


China y la India sortean la crisis, pero no convencen como motores globales

Los analistas dudan que puedan asumir el papel de salvadores de la economía mundial, pese a su pujanza.
La tormenta financiera que sacude el planeta ha tenido un impacto limitado en China y la India, que siguen creciendo a fuerte ritmo, pero los analistas dudan de su papel como motores de un relanzamiento económico mundial.
“Estados Unidos sigue siendo la mayor economía. Si tiene problemas, arrastra al resto del mundo”, indica Sherman Chan, analista de Moodys Economy.com, que no cree que la India y China estén en condiciones de “salvar al resto del mundo”.
El analista indio Amitab Chakraborty, de Religare Securities, considera que la India “no está en posición de contrarrestar este tipo de problemas mundiales”, en referencia a la grave desaceleración mundial y también a las turbulencias financieras que han provocado una crisis de liquidez en los mercados monetarios.
Aunque los dos gigantes asiáticos despierten dudas sobre su capacidad para llevar el timón en medio de la tempestad, son de las pocas economías que están sorteando la crisis.
El crecimiento, que se ha enturbiado en los países desarrollados, sigue fuerte en China, con más del 10% en el segundo trimestre. En la India, la expansión se redujo al 7,9% en el primer trimestre fiscal que concluyó el 30 de junio, aunque sigue siendo alta. La moderación era esperada por los expertos y por el Banco Central de la India, que elevó las tasas de interés para atajar la inflación interanual del 12,4%, el récord de los últimos 13 años.
Pero que hasta ahora no se hayan contagiado del enfriamiento económico no significa que no lo hagan en un futuro. Algunos expertos comienzan a hablar de crisis en el sector industrial chino, por el fuerte aumento de los costes de las materias primas, el fortalecimiento del yuan que está encareciendo las exportaciones chinas en mercados tan importantes como Estados Unidos y los mayores costes laborales y medioambientales que afectan a las empresas chinas.
La crisis también podría afectar al flujo de capital hacia mercados emergentes, como la India. “La inversión directa extranjera no debería sufrir (...), pero los flujos de acciones de particulares si”, indica Rajiv Malik, de Macquarie Securities en Singapur, que estima que “unos menores flujos de capital deberían acrecentar la presión sobre la rupia y debilitarla”.
Críticas a OccidenteLos economistas subrayan igualmente que China y la India no desean asumir el papel de salvadores de la economía mundial en medio de una crisis surgida a miles de kilómetros de sus países.
Las actuales turbulencias probablemente conducirán a Pekín a asumir una actitud aún más prudente en lo que respecta a sus reformas financieras.
“La caída repentina de varias instituciones mundiales de primer plano ha llevado a las autoridades a inquietarse de las repercusiones y va a suscitar una reevaluación del ritmo de las reformas del sector financiero de China”, explica la economista de JP Morgan, Jing Ulrich.
En cuanto a la India, el Gobierno ha aprovechado para criticar a los occidentales. “Aquellos que nos han recomendado buenas prácticas no han ayudado a sus propios sectores financieros”, declaró el ministro de Industria y Comercio indio, Kamal Nath.
“Una pequeña parte (de la crisis) está en Asia. Lo que demuestra que las buenas prácticas han sido adaptadas” en el continente asiático, recalcó Nath.