Entradas más populares

martes, 9 de septiembre de 2008

CRISTIANOS PIDEN POR LA PAZ


CRISTIANOS PIDEN POR LA PAZ


ASIA/INDIA - Ayer ayuno y oración en todas las comunidades cristianas de India, pidiendo la paz en Orissa; ninguna violencia sino amistad y solidaridad entres creyentes de diversas religiones: testimonio a la Agencia Fides del Portavoz de los Obispos indianos
Nueva Delhi (Agencia Fides) - "En todo el país los cristianos de todas las confesiones han pedido y ayunado, invocando la paz en Orissa. El Día de Ayuno y Oración convocado por la Iglesia católica para el domingo 7 de septiembre ha registrado gran participación: las iglesias, abiertas durante todo el día de forma interrumpida, estaban llenas de fieles desde el alba hasta la noche, y en algunas ciudades se han realizado también marchas pacíficas y silenciosas por las calles": así describe el P. Babu Jospeh, Portavoz de la Conferencia Episcopal de India en un coloquio con la Agencia Fides la Jornada que se vivieron ayer los cristianos de India, de modo ecuménico. "En particular en Orissa – señala el p. Babu - dónde se temían accidentes y reacciones de grupos fundamentalistas, todo ha ido del mejor modo posible y no ha habido violencias, gracias al gran despliegue de fuerzas de policía que garantizaron la protección de las iglesias. En la capital de Orissa, Bhubaneshwar, se tuvo además un encuentro interreligioso entre líderes cristianos e hindúes para reafirmar el 'no' a cualquier tipo de violencia contra el hombre y el recíproco respeto de las comunidades religiosas. De este modo se ha intentado desactivar la mecha ideológica y el recurso a la religión hindú por parte de los grupos radicales, que tratan de cubrir la violencia recurriendo a las motivaciones de fe. En el distrito de Kahandamal, lugar de las violencias de los días pasados, no se ha registrado desórdenes, pero la situación continua siendo tensa. Los cristianos están en los campos de refugiados predispuestos por el gobierno, en condiciones muy difíciles. Los fieles continúan siendo amenazados e intimidados. Las Iglesias han puesto en marcha algunas intervenciones de socorro y ayuda a los refugiados pero las operaciones de solidaridad a gran escala no son todavía posibles porque los lugares no están seguros, no hay suficiente protección, y se teme que puedan desencadenarse nuevos ataques de grupos extremistas" También en la capital indiana, Nueva Delhi, se ha desarrollado la Jornada de forma pacífica, con la celebración de Misas especiales en todas las iglesias, con la intención de pedir por la paz en Orissa. El Portavoz concluye: “Hemos recibido mensajes y gestos de amistad y solidaridad de creyentes de otras comunidades religiosas como hindúes, musulmanes y sikh. La Iglesia está buscando el apoyo de la sociedad civil india para desarmar, marginar y frenar a los grupos radicales autores de las violencias".