Entradas más populares

miércoles, 20 de agosto de 2008

OFENSIVA INSURGENTE


Un suicida causa 24 muertos en un hospital paquistaní
El Gobierno inicia las negociaciones para elegir al sucesor de Musharraf
Al menos 24 personas murieron ayer, entre ellas varios policías, y muchas otras resultaron heridas en un atentado suicida reivindicado por los talibanes y que fue perpetrado en la sala de emergencias de un hospital del conflictivo noroeste paquistaní. El ataque tuvo lugar un día después de que Pervez Musharraf anunciara su dimisión como presidente del país para intentar evitar el proceso de destitución emprendido contra él por sus rivales políticos.
La falta de seguridad es uno de los grandes problemas que afronta Pakistán y los analistas temen que la salida del general Musharraf, gran aliado de Estados Unidos en la región, ponga en peligro la lucha contra el terrorismo. El ataque de ayer tuvo lugar en la ciudad de Tank, perteneciente a la demarcación de Dera Ismail Jan, en la Provincia de la Frontera del Noroeste, cuando un individuo hizo estallar una bomba en el interior del hospital, según una fuente oficial citada por el canal privado Dawn.
Esta zona y el volátil cinturón tribal fronterizo con Afganistán son escenario de constantes episodios de violencia. El atentado contra el hospital fue reivindicado por los grupos talibanes, pese a que un día antes tendían la mano al Gobierno para remontar las negociaciones de paz tras la dimisión de Musharraf, muy aplaudida por los talibanes.
La marcha del general, que llegó al poder en 1999 gracias a un golpe de Estado, abre un periodo de transición en el único país de mayoría musulmana que posee la bomba atómica y en una de las regiones más inestables del mundo. El Gobierno de India teme que la dimisión de Musharraf acabe beneficiando a los radicales y se produzca una escalada de la violencia en la disputada Cachemira. Las negociaciones para elegir al sucesor del general empezaron ayer con la reunión de la coalición que gobierna el país, liderada por el partido del ex primer ministro Nawaz Sharif y el Partido Popular encabezado por Asif Ali Zardari, viudo de la asesinada Benazir Bhutto. Mientras el partido de Zardari parece más partidario de dar la inmunidad a Musharraf, la formación de Sharif argumenta que debe ser juzgado por vulnerar la Constitución, entre otras acusaciones. Otro punto de descuerdo es la rehabilitación de los jueces destituidos en 2007 por Musharraf. Hay un plazo de 30 días para elegir al nuevo presidente.