Entradas más populares

miércoles, 13 de agosto de 2008

LA NUEVA ESTRELLA DE BOLLYWOOD


La nueva estrella de Bollywood
El tirador de carabina Abhinnav Bindra da a India su primer oro individual en la historia de los Juegos
Escribió Mark Twain que India era el país de los contrastes. «De los palacios y las barracas». «De las plagas y las lámparas mágicas». «De cien naciones y dos millones de dioses». Muchos dioses, pero necesarios para atender al segundo estado más poblado del mundo: 1.100 millones de vecinos. Un mosaico de pieles y religiónes. Tanta gente y no habían tenido nunca una campeón olímpico en categoría individual. Al fin lo han encontrado en Pekín: de la lámpara mágica salió Abhinav Bindra, oro en tiro con carabina de aire comprimido (diez metros). Un dios más: dos millones más Bindra.De la India salen matemáticos. O deportistas mentales, como el ajedrecista Vishwanathan Anand. En el sistema educativo indio prima la cabeza. Los padres consideran el deporte un lujo, una pierde tiempo. Hace tiempo que venden especialistas en cálculo e informáticos a Europa y Estados Unidos. Su poder mental. El deporte allí es cosa de ricos. Como la familia de Bindra. Su padre es el mayor exportador del Punjab, la región más próspera del país. Abhinav es un chico, un heredero, que nació entre plata. Sólo le faltaba lo que a la India: el oro individual olímpico.Menudo, ligero, de peinado impecable y con sus gafas de estudiante aplicado, llegó en silencio a la final de carabina de diez metros. Acabó cuarto en la primera fase. En Atenas 2004 había sido séptimo. No era el favorito. Nada que hacer, parecía, ante el campeón olímpico, el chino Zhu Qinan. El perfecto, el pistolero local. Brinda tiene un máster en Administración de Empresas y, con 26 años, es el director general de Abhinav Futuristics, una compañía de juegos para ordenadores. Disparos y eso. Con el mando o el ratón. O con la carabina, su vicio. A los estudios y a los negocios les quita siete horas al día para templar el pulso. Descubrió su talento un teniente coronel, su primer entrenador en el club de tiro. «Mi vida se resume en hacer agujero en la zona negra de la diana», asegura. Su vida. Ya es eterno en la India. El primero de 1.100 millones. Con una ráfaga mortal, arrasó el corazón de la diana. Chico de plata familiar y de oro olímpico.En la historia de los Juegos, India es el país del hockey. De ahí le vienen la mayoría de sus sólo 17 medallas. Entre 1938 y 1956, el hockey fue siempre de oro (cinco títulos). Pero desde hace 28 años, desde Moscú, ha dejado de ser su vivero. En Pekín ni están clasificados. Afrenta nacional: no había pasado eso en ochenta años. Como para pegarse un tiro. De carabina. «Este oro nos dará motivación para convertirnos en una nación dominante en el deporte», dijo eufórico Manohar Singh Gill, ministro de Deportes indio. Ya hay una nueva estrella para los guiones de Bollywood, de ese mezcla entre Bombay y Hollywodd que produce las películas con más espectadores del mundo. Esas comedias que mezclan pop y folclore, y que imantan los ojos del segundo país de la Tierra. Bindra es el nuevo dios indio. En el fondo, es igual que en las matemáticas o el ajedrez. Si los Juegos fueran sólo mentales, India sería imbatible. «He logrado el sueño de mil millones de indios». Todos concentrados en ese disparo.