Entradas más populares

sábado, 2 de agosto de 2008

CUMBRE NUBLADA


Las tensiones entre India y Pakistán nublan la cumbre del Sur de Asia

Una cumbre de líderes de la zona del Sur de Asia comenzó en Sri Lanka el sábado para tratar temas como el comercio, el terrorismo o la pobreza, pero las tensiones entre India y Pakistán eclipsaron las conversaciones regionales.
La cumbre fue inaugurada por el primer ministro indio Mahmohan Singh, presidente saliente de la Asociación del Sur de Asia para la Cooperación Regional (SAARC).
"Es un privilegio y un honor inaugurar la décimo quinta cumbre de la SAARC", dijo Singh ante los ocho países reunidos en la capital de Sri Lanka entre fuertes medidas de seguridad.
Estaba previsto que Singh se reuniera a lo largo del día con su homólogo paquistaní, Yusuf Raza Gilani, para discutir sobre el proceso de paz entre ambos países.
Las discusiones, las primeras entre los jefes de gobierno, serán el encuentro de más alto nivel en 15 meses entre los dos países vecinos.La reunión se produce tras las declaraciones del ministro indio de Relaciones Exteriores en las que consideró que el diálogo bilateral estaba en "un punto en el que no había estado en los últimos cuatro años por los desafortunados acontecimientos recientes".
India culpó a "elementos" de Pakistán -refiriéndose a su servicio de inteligencia (ISI)- por un ataque con bomba en su embajada de Kabul en junio, que mató a 60 personas, incluido el responsable militar de Nueva Delhi en Afganistán.
Pakistán negó repetidas veces estas acusaciones.
Singh también le transmitirá a Gilani la preocupación de India por los atentados de hace una semana en las ciudades indias de Ahmedabad y Bangalore que dejaron al menos 50 muertos.
Los medios de comunicación indios tenían informes de que Nueva Delhi volvía a sospechar de Pakistán por la presunta autoría de esos hechos.
También hubo violaciones del alto el fuego a lo largo de la frontera que divide la disputada región de Cachemira, en el Himalaya, zona que ya fue motivo de dos de las tres guerras entre India y Pakistán.
Una revuelta separatista contra el gobierno indio estalló en 1989. Las autoridades paquistaníes negaron estar ayudando a los rebeldes musulmanes cachemiros y, por su parte, acusaron a India de fomentar la violencia sectaria en su parte del territorio.
Por su parte, el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, que lucha contra la insurgencia taliban, dijo necesitar "la acción colectiva para eliminar el terrorismo de la región".
El presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapakse, cuyo país está sumido en una guerra civil étnica, señaló en la cumbre que los países de la región tienen que "luchar contra la maldición del terrorismo que amenaza la paz y la estabilidad necesaria para el avance de nuestros pueblos".
Mientras tanto, en el norte de el país estalló un fuerte enfrentamiento en el que perdieron la vida al menos 14 militares y 38 rebeldes, según informó el sábado oficial del ejército de Sri Lanka.