Entradas más populares

martes, 12 de agosto de 2008

5 NUEVOS MUERTOS EN CACHEMIRA


Mueren 5 personas en choques entre la Policía y manifestantes en la Cachemira india
Al menos 5 personas murieron y 200 fueron heridas hoy al dispersar la Policía india una marcha de miles de comerciantes musulmanes de Cachemira que se dirigían hacia territorio paquistaní para vender sus frutas, hartos del bloqueo de carreteras sufrido en las últimas semanas de protestas hindúes.
Mueren 5 personas en choques entre la policía y
La autopista entre Srinagar y la capital de la Cachemira paquistaní, Muzaffarabad, fue el epicentro de la protesta convocada por varias cámaras de comercio con el apoyo de los dos principales partidos separatistas de musulmanes cachemires, en la que participaron hasta 30.000 personas.A mitad de camino, en la localidad de Sopore, fuerzas policiales y paramilitares lanzaron gases lacrimógenos y cargaron con porras contra los miles de manifestantes que pretendían cruzar la frontera entre la Cachemira india y la paquistaní.Incapaces de dispersarlos, los agentes terminaron abriendo fuego y acabaron con la vida de dos personas además de herir a otras cuatro, según una fuente policial citada por la agencia IANS.La tensión aumentó aún más mientras los manifestantes proseguían su marcha hacia la frontera, lo que llevó a una nueva carga de las fuerzas del orden en la que otra persona falleció y resultó herido uno de los líderes separatistas, quien posteriormente murió en el hospital.La muerte de Sheikh Abdul Aziz, de la Conferencia Hurriyat, llevó a las autoridades a extender el toque de queda a toda la región.Además de en Baramulla, los ánimos estallaron en Srinagar, donde al menos 19 personas resultaron heridas y una muerta en un mercado mayorista de frutas en enfrentamientos con los agentes, según otra fuente policial.El origen de las protestas, que ya se han cobrado al menos 19 vidas, está en la asignación en junio pasado de 40 hectáreas de terreno al Comité del Templo de Amarnath, al que acuden cada año en peregrinación decenas de miles de hindúes.La asignación desató disturbios de musulmanes, que son mayoría en Cachemira, por lo que las autoridades la revocaron el pasado primero de julio.Pero la decisión soliviantó esta vez los ánimos de la población hindú de Cachemira, que se concentra alrededor de la llamada capital de invierno, Jammu, y llevó al estado a una situación de caos, toques de queda, interrupción de suministros de alimentos y medicinas y aislamiento con el resto del país.Ante esta tesitura, los comerciantes musulmanes, que vieron cómo a causa de las protestas se echaba a perder buena parte de su fruta en cientos de camiones retenidos en carretera, organizaron la marcha 'Vamos a Muzaffarabad' en contra del 'bloqueo económico' que padecen.Las autoridades indias niegan que la autopista que comunica Cachemira con el resto de la India siga bloqueada y mantienen que los suministros se han reanudado la semana pasada, con el apoyo del Ejército para garantizar la seguridad.Por su parte, el Shri Amarnath Sangarsh Samiti (SASS), que agrupa a una treintena de grupos hindúes promotores de las protestas por las tierras del templo, negó que exista un 'bloqueo económico planeado' e invitó a dar un 'paso seguro' a quienes quieran ir hacia la Cachemira paquistaní, incluidos los líderes separatistas.'Y que se queden para siempre, así nos libramos de estos elementos antinacionales', declaró un líder del SASS, Leela Karan Sharma, según la IANS.La India y Pakistán se disputan Cachemira desde su independencia y partición en 1947 y han librado dos guerras por el control del territorio.La tensión entre la mayoría musulmana y la minoría hindú de Cachemira ha inquietado al Gobierno indio, que el pasado fin de semana envió a la zona a una delegación de alto nivel para intentar contener los ánimos.