Entradas más populares

miércoles, 2 de julio de 2008

RACISMO EN ESPAÑA


DICE QUE LO UTILIZAN PARA HACER POLÍTICA
Un relator de la ONU denuncia que en España hay fuerzas políticas que usan el racismo
BARCELONA.- El relator de las Naciones Unidas (ONU) contra el racismo, Doudou Diène, ha advertido este miércoles que, por lo que ha podido observar, "en España hay fuerzas políticas que utilizan el racismo para hacer política", y se ha mostrado partidario de construir una nueva identidad europea más plural.
Según el relator de la ONU contra el racismo, que ha visitado el Parlamento catalán y se ha reunido con el conseller de Interior y Relaciones Institucionales, Joan Saura, y con el presidente de la cámara legislativa, Ernest Benach, en Cataluña y en el resto de España "todavía hay mucho que hacer para evitar las situaciones discriminatorias contra los inmigrantes".
Después de advertir que "en España hay fuerzas políticas que utilizan el racismo para hacer política", ha indicado que "la xenofobia y el racismo son dos cuestiones muy importantes que están relacionadas con la marginación social y económica de las minorías".
En su opinión, "la inmigración, en realidad, es una oportunidad para el desarrollo económico de los países receptores", y se ha mostrado muy crítico "con el hecho de que en Europa hay fuerzas que construyen la identidad de forma cerrada, basándose exclusivamente en el cristianismo, lo que va en contra de la diversidad étnica y religiosa".
Por esto, ha explicado, hay dos retos: "el primero -ha dicho- es admitir que esta identidad europea, construida sobre todo sobre la raza blanca y el cristianismo, se debería transformar".
"Estamos en un momento -ha recalcado el relator de la ONU- que es como el parto de una nueva identidad, y como sabemos, todos los partos son dolorosos, pero el problema es que esto lo pagan los inmigrantes, como se ha visto con la 'directiva de la vergüenza'" de la UE, que implica aumentar el tiempo de retención de los "sin papeles", así como restringir la entrada de inmigrantes en los países comunitarios.
Ideología dominante discriminatoria
"Hay que tener en cuenta -ha añadido- que España forma parte de Europa y, cuando en Francia y en la UE se niegan a reconocer las lenguas regionales, esto pone de manifiesto una ideología dominante discriminatoria".
Sobre la visita que el martes efectuó a comunidades 'sihks', de gitanos y musulmanes radicadas en Cataluña y también a un centro social de Badalona (Barcelona), Doudou Diène ha dicho que ha podido constatar dos cosas.
"La primera -ha apuntado- es la marginación en el entorno en el que viven, muy pobre, lo que es una característica común de las minorías que han sido perseguidas, por lo que he visto una gran marginación social y económica, pero también las dificultades que tienen estas comunidades para expresar su identidad religiosa, con mezquitas demasiado pequeñas".
"Esto refleja -ha añadido- que en Cataluña hay mucho por hacer, en una tierra que siempre se ha caracterizado por su respeto a la diversidad ideológica, pero a pesar de los aspectos negativos, también he visto aspectos positivos como es la movilización de la sociedad civil catalana, de sus asociaciones de derechos humanos, que intentan ayudar a estos colectivos y minorías".