Entradas más populares

jueves, 24 de julio de 2008

INDIA SE SUMA A RECLAMO MERCOSUR


India se suma al reclamo argentino y brasileño
Piden que EE.UU. y Europa hagan más concesiones en la OMC
FOTO El canciller brasileño Celso Amorim saludó ayer al ministro de Comercio de India, Kamal Nath Foto: EFE
Por Luisa Corradini Enviada especial
GINEBRA.- India, con el peso de sus 1000 millones de habitantes, respaldó ayer a la Argentina y a Brasil para afirmar que Estados Unidos y la Unión Europea (UE) todavía no han hecho las concesiones necesarias para desbloquear la Ronda de Doha sobre liberalización de comercio, que debería concluir antes de pasado mañana en Ginebra.
El ministro indio de Comercio, Kamal Nath, juzgó ayer "totalmente inapropiado" el recorte de subsidios agrícolas propuesto por Estados Unidos, aunque agregó que era una "buena señal" para lograr un acuerdo en la Organización Mundial de Comercio (OMC).
"La oferta de Estados Unidos sobre los subsidios es totalmente inadecuada y sin relación con los precios actuales de los productos alimenticios ni con nuestros reclamos", dijo Nath tras llegar a Ginebra para participar en una reunión de unos 35 ministros de la OMC.
La representante de Comercio de Estados Unidos, Susan Schwab, propuso anteayer reducir los subsidios agrícolas a 15.000 millones de dólares anuales, lo que mejora una proposición anterior de 17.000 millones.
"La propuesta de Estados Unidos es un paso adelante, pero es insuficiente", dijo el embajador argentino Alfredo Chiaradia. "Si se tiene en cuenta que, en realidad, Estados Unidos utiliza sólo entre 7000 y 8000 millones de subvenciones por año, le queda margen para rehuir", agregó.
El jefe de negociadores de la Argentina hizo para LA NACION un rápido resumen de la situación en lo que concierne a los intereses que defiende su delegación en esta reunión. Temas pendientes
En el capítulo agrícola, la Argentina no sólo espera esfuerzos de Estados Unidos, sino también de Europa. "Hay muchas cosas pendientes que Europa debería hacer en materia agrícola, particularmente en materia de acceso a los mercados", afirmó el funcionario. "Por ejemplo, hay muy poca información en materia de otorgamiento de cuotas. La Argentina también aspira a que se establezca un techo arancelario de no más del 100%, como pidió el G20. Algunos países europeos se niegan a establecer ese techo", agregó.
A juicio de Chiaradia, en cuanto a acceso a los mercados también falta información en materia de subsidios y ayudas a la producción agrícola. "Europa provee información específica a nivel de grupos de productos, pero las nuevas normas de la OMC determinan que es necesario establecer techos por productos", recordó.
En el sector de los bienes industriales (NAMA, en la jerga de la OMC) los grandes países emergentes resisten a la presión de Estados Unidos y Europa a favor de la inclusión de la llamada "cláusula anticoncentración". Ese mecanismo evitaría que los emergentes pudieran salvar completamente un sector específico de los cortes de tarifas acordados, algo que los emergentes rechazan.
Este aspecto es preocupante para algunas industrias europeas, como la automotriz. Pero países como India, que tienen importantes intereses en sectores particulares, como las autopartes o los textiles, se resisten a aceptar esa cláusula.
"Para nosotros, anticoncentración es en realidad antiflexibilidad", dijo Chiaradia. En ese contexto, la Argentina considera que las reglas de la negociación NAMA lo único que prevén es que no haya capítulos enteros exceptuados.
Ante la magnitud de las divergencias y los diferendos pendientes, es difícil imaginar cómo harán los ministros presentes en Ginebra para llegar a un acuerdo satisfactorio antes de pasado mañana.
"Los avances han sido modestos hasta ahora", reconoció ayer el director general de la OMC, Pascal Lamy. En esas condiciones, las delegaciones de los 35 países han comenzado a prolongar sus reservas de hotel, por lo menos, hasta el lunes que viene.