Entradas más populares

jueves, 26 de junio de 2008

CUIDADO CON ESOS FARMACOS

Cuidado con éstos farmacos
Fármacos que los médicos nunca tomarían. (Si ellos no los usan, ¿por qué habría de hacerlo usted?) Con más de 2 mil páginas impresas en letra pequeña, el Diccionario de Especialidades Farmacéuticas (DEF), incluye la literatura médica de cientos de medicamentos recetables para las dolencias de todo tipo. Los médicos cuentan con este compendio para ayudarse a elegir medicamentos y para tomar decisiones apropiadas a fin de solucionar los problemas de sus pacientes. Desafortunadamente, algunos doctores rara vez sacan el DEF de su librero, y si lo hacen quizá no estén enterados de que medicamentos que una vez fueron confiables, ahora deben ser evitados. O peor: que usted, como paciente, esté tomando algo que no tiene nada que hacer dentro de su cuerpo. Es el caso de los fármacos que veremos a continuación. Hable con su médico si alguno de los siguientes medicamentos se encuentra todavía en las opciones de su botiquín.AvandiaLa diabetes es de por sí una enfermedad muy destructiva, pero si usted intenta controlarla con la rosiglitazona —mejor conocida por su nombre de marca, Avandia— su corazón podría ser dirigido hacia un infarto. En septiembre del año pasado, un estudio publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana (JAMA), encontró que los pacientes diabéticos que habían tomado roziglitazona por más de un año, incrementaron su riesgo de falla cardiaca o ataque al corazón en 100 por ciento y 42 por ciento, respectivamente, comparado con aquellos que tomaron otros medicamentos orales para la diabetes. ¿La razón? Mientras que ha habido algunos reportes de que el uso de Avandia puede causar una peligrosa retención de líquidos o un aumento en los niveles de colesterol “malo”, nadie está seguro de si esos son los verdaderos culpables. Por ello, la FDA le solicitó a GlaxoSmithKline, el fabricante de Avandia, que condujera un nuevo estudio de largo plazo para evaluar mejor los riesgos cardiacos de los usuarios de ese medicamento. Su nueva estrategia Apéguese a un fármaco comprobado. “Prefiero la metmorfina, un medicamento más confiable, más barato y más antiguo”, dice Sonal Singh, el autor del artículo publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana. “Avandia no es ahora un buen recurso”, asegura el doctor Singh, quien además recomienda que usted platique con su médico acerca de los fármacos reductores de colesterol, como los que pertenecen a la familia de las estatinas. O que considere el uso de sustancias que incrementan el colesterol “bueno”, como la niacina (vitamina B3). Tomar altas dosis (mil miligramos) de niacina diariamente puede elevar su colesterol “bueno” tanto como un 24 por ciento, mientras que al mismo tiempo reduce su colesterol “malo”, y sus niveles de triglicéridos.CelebrexUna vez apodado “la superaspirina”, Celebrex ha sido relacionado con un alto riesgo de sangrado estomacal, problema de riñones y daño al hígado. Pero de acuerdo a un estudio publicado en la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra, la principal amenaza del Celebrex es su corazón. Las personas que toman 200 miligramos de Celebrex dos veces al día, duplican su riesgo de un problema cardiovascular. Y aquellas que toman 400 miligramos dos veces al día, triplican el riesgo.Aún así, Celebrex todavía está disponible, a pesar de que otros dos fármacos de esa misma clase, Bextra y Vioxx fueron retirados del mercado debido a los altos riesgos de ataque el corazón. Serevent/SeretideUn estudio cuyos resultados fueron publicados en la revista Anales de Medicina Interna, encontró que el uso regular de salmeterol (que se incluye en los fármacos Serevent y Seretide) puede incrementar la severidad de un ataque de asma. De hecho, los investigadores estiman que el salmeterol puede haber contribuido a 5 mil casos fatales relacionados con el asma en Estados Unidos, en el último año. Hable con su médico si usted o un pariente cercano ha recibido una receta reciente para inhalar salmeterol.