Entradas más populares

sábado, 21 de junio de 2008

CUANDO FALTAN ELLAS


Cuando faltan ellas
El gobierno chino ha reconocido los efectos negativos del desequilibrio de géneros.
Los dos países más poblados del planeta, India y China, afrontarán en el futuro una masiva inestabilidad interna y olas de violencia. ¿La razón? Su alta tasa de nacimiento de niños en relación con las niñas.
Un libro advierte que una gran cantidad de los varones que llegan al mundo en esas dos naciones no podrán contraer matrimonio cuando lleguen a la edad adulta, con graves consecuencias sociales para chinos e indios.
Cifras oficiales suministradas por las autoridades de Pekín revelan que cada año nacen en China dos millones más de varones que de mujeres.
El libro, "Ramas cortadas: Las implicaciones de seguridad del excedente de hombres en Asia", sostiene que este desequilibrio de géneros puede conducir a tensiones en el futuro que desencadenen en actos de violencia.
"Ya existen varios ejemplos", explicó a la BBC la coautora del libro, Andrea den Boer, de la Universidad de Kent en Canterbury:
En el pasado, en India, en las áreas donde el infanticidio femenino era tan practicado que apenas crecían mujeres, existía como resultado una enorme rivalidad entre tribus, castas y etnias
Andrea den Boer, coautora del libro
"En el pasado, en India, en las áreas donde el infanticidio femenino era tan practicado que apenas crecían mujeres, existía como resultado una enorme rivalidad entre tribus, castas y etnias".
Den Boer también recordó que en la región china de Hwi Pai, en 1850, donde había 129 hombres por cada 100 mujeres, muchos de los varones -que habían recibido instrucción militar y no encontraban empleo- terminaron dedicándose a la delincuencia.
De problema a solución
Tanto en India como en China, los padres adoptan medidas extremas y terribles para asegurarse descendencia masculina, incluyendo el infanticidio femenino y el aborto selectivo.
Ambas naciones tienen una larga tradición en la búsqueda de niños, a tal punto que un dicho popular indio aconseja a las mujeres el tomar baños de leche para parir varones y un proverbio chino advierte que las niñas implican la ruina.

Un dicho popular aconseja a las mujeres indias bañarse en leche para no parir mujeres.
"Existe evidencia que sugiere que una gran cantidad de hechos de violencia son cometidos en cualquier sociedad por hombres que no están casados", recalcó Den Boer.
La corresponsal de la BBC en Pekín, Louisa Lim, informó que el gobierno chino ha reconocido que el desequilibrio de géneros es un problema en varias regiones del gigante asiático.
El caso extremo es la provincia de Hinan, en el sur del país, donde se calcula que entre los jóvenes hay 135 varones por cada 100 mujeres.
Las autoridades temen que esto multiplique los índices de prostitución, tráfico de mujeres y secuestros.
Pero Lim explicó que muchos de esos varones jóvenes sin esposa emigran a las grandes ciudades para trabajar en fábricas, industrias y construcciones.
"Ellos están detrás del milagro económico chino. Por eso, el gobierno está canalizando el problema en esa dirección", explicó Lim.