Entradas más populares

martes, 3 de junio de 2008

A 24 AÑOS DEL COBARDE ATENTADO...










Asalto al templo de oro
En 1984 el templo de oro fue asaltado de mala manera por el gobierno Indio.
Indira Ghandi mandó sus tropas al templo de oro con la excusa de detener el líder espiritual de los sijs, el Santo Jarnail Singh Bhindrawale quien pedía igualdad de derechos para los sijs y un Punjab más autónomo. El gobierno indio le acusaba de rebeldía ante el gobierno y también le acusaba de separatista. El 4 de junio se dio el toque de queda en Amritsar (se prohibía a la gente salir de sus casas y se prohibía el acceso a la prensa en la ciudad y en los pueblos del alrededor de esa manera nadie sabía lo que estaba pasando en la ciudad de Amritsar) y el templo de oro fue asaltado por el ejército indio. El ejército indio estuvo combatiendo (con tanques incluso) durante más 10 días contra el santo y contra unos doscientos sijs armados con rifles, granadas y ametralladoras quienes ya se habían preparado y refugiado en el templo porque prevenían la posibilidad de un ataque militar por parte del gobierno. En ese ataque murieron la mayoría de los defensores del templo ( mártires) y no se encontró el cuerpo del Santo de quien se desconoce de si esta vivo o falleció en el ataque. En el ataque cayeron 5 juntas del gobierno indio (más de 25000 militares ). Ocho millares de inocentes peregrinos ( muchos niños, ancianos y mujeres) fallecieron mientras peregrinaban ya que el ataque fue sorpresa y era un día festivo sij. La parte más dañada del templo de oro fue el Akal Thakt Saheb ( que posteriormente fue reformado por los sij ).
Los sijs vengaron ese ataque. Acabaron con Indira Ghandi y con la mayoría de personas que participaron directa o indirectamente en el ataque, como el coronel que dirigió el ataque y el que era presidente de Punjab.
Por venganza de la muerte de Indira Gandhi muchos hindúes tomaron represalias contra los sijs. Solamente en nueva Delhi asesinaron a más de 5000 sijs ( cifras oficiales) y otros miles fueron hospitalizados. En muchas otras grandes ciudades de la India también fueron asesinados un gran número de sijs. A estas represalias el gobierno y la policía india hacia la vista gorda.
Esta época ha dejado entre los sijs unas cicatrices que no podrán olvidar nunca.
A partir de ese momento muchos sijs se rebelaron contra el gobierno indio y tomaron las armas para luchar por sus derechos y crear un estado independiente sij ( Khalistan).
Desde 1984 hasta 1994 fueron asesinados más de 120.000 sijs. Unos 50000 ( la mayoría entre 17 y 35 años ) fueron asesinados por la policía y la mayoría de éstos no eran rebeldes sino que eran campesinos, jóvenes, estudiantes...