Entradas más populares

miércoles, 11 de junio de 2008

12.500 DESAPARECIDOS EN EL PUNJAB

Un vertedero de cuerpos
En la vía férrea que atraviesa el estado indio de Haryana y que llega hasta la vecina región del Punjab en la India, se han hallado más de 12.500 cadáveres en los últimos seis años. La policía continúa registrando estos casos como accidentes o suicidios, pero los análisis forenses revelan que muchas veces se trata de asesinatos encubiertos o una manera de hacer desaparecer a las víctimas de un crimen.En este tramo de más o menos 1.500 kilómetros del ferrocarril, cerca de Delhi, se hallaron en 2005 los restos de 1.421 personas; el año siguiente fueron 1.568, y 1.696 el año pasado. Cuando termine este año, probablemente se vuelva a batir otro siniestro récord en el vertedero de cadaveres, donde los muertos son literalmente depositados en las vías, cuyos cuerpos resultan arrollados por la línea de trenes.Los cuerpos aparecen con frecuencia en tramos inaccesibles incluso para los coches, por lo que es frecuente que la Policía de Ferrocarriles se desplace hasta la escena del suceso en tren. Entre tanto pasan varias horas, y durante este tiempo no se interrumpe el tráfico ferroviario. Lo que encuentran entonces los policías es poco más que ropa ensangrentada y restos que resultan imposibles de identificar. Todo indicaría que es un método usado por criminales para deshacerse de sus víctimas. Además, desde que se empezaron a difundir en la prensa nacional las fotografías de los desaparecidos en Haryana, empezaron a aparecer familias de otras regiones que reconocían familiares.Hay testimonios que hablan de cadáveres que aparecieron en la vía con las manos atadas, a veces con señales de violencia y siempre sin nada de valor encima. En una zona como ésta, donde miles de jornaleros del norte de la India vienen a buscar trabajo y permanecen en un lugar mientras éste dura, nadie se inscribe en ningún registro y no se firman contratos. En otras palabras, sólo la familia nota las ausencias, y eso después de unas semanas.La morgue del hospital de Ambala sólo dispone de cinco nichos, así que la comisaría local ya posee casi un ´almacén de cadáveres´. Dicen que el inspector general de la región, el señor Mishra, empieza a sospechar que tantos cadáveres no pueden ser solamente el resultado de accidentes. Por día se encuentran hasta cinco cuerpos en las vías. Aún las autoridades continúan eludiendo su responsabilidad y no se ha investigado qué está pasando.