Entradas más populares

sábado, 10 de mayo de 2008

TEST VIH


Un test rápido del VIH, eficaz para prevenir el contagio en el parto

Una prueba de saliva ha servido para impedir que madres de la India rural que desconocían ser portadoras del VIH lo transmitieran a sus hijos. La prueba es útil en zonas sin medios para diagnosticar el virus a tiempo.
La transmisión del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) de madres a hijos, que en países desarrollados es un problema prácticamente olvidado, sigue estando plenamente vigente en muchas regiones pobres. Un nuevo y sencillo test para detectar el virus del sida en la saliva podría ayudar a luchar contra esta vía de contagio, especialmente en escenarios de pocos recursos.
Lo han comprobado un grupo de expertos de la Universidad McGill de Canadá en la maternidad de Maharastra, una localidad de la India, donde la mayoría de las 3.500 mujeres que acuden a dar a luz cada año desconoce si es portadora del virus. Los resultados de su experiencia se acaban de dar a conocer en las páginas de la revista científica gratuita PLoS Medicine. En total, 1.222 mujeres que acudieron allí a parir en 2006 aceptaron someterse a la prueba de la saliva, que consiste en frotar con una pequeña paleta las encías para obtener una muestra de fluido oral (un trasudado que se produce en la boca antes que la saliva propiamente dicha) y sumergirlo después en una solución. Ésta permite que la saliva fluya por el test hasta llegar donde está el antígeno; si en el fluido oral hay anticuerpos del VIH se adherirán al mismo antígeno y aparecerá una raya roja, que significa positivo. El resultado se obtiene en una media de 20 minutos.
Posteriormente, las conclusiones de la prueba de saliva (que se comercializa como OraQuick) se confirmaron con los obtenidos mediante el tradicional análisis de sangre que se utiliza para detectar la infección por el virus del sida (un test denominado ELISA). Los investigadores observaron una coincidencia en los resultados de ambos chequeos del 100%. En total, las pruebas permitieron identificar a 15 mujeres que eran portadoras, 11 de las cuales se enteraron de su diagnóstico en aquel instante. Todas recibieron terapia antirretroviral en el momento de dar a luz y una serie de consejos posparto sobre profilaxis, lactancia o tratamiento y sobre el pronóstico de su enfermedad. Trece de sus hijos nacieron sin VIH y otros dos pequeños murieron cuando tenían un mes de vida.
El 45% de los 40 millones de personas que conviven con el virus en el mundo son mujeres, la mayoría en edad reproductiva, pero sólo un 9% de las embarazadas infectadas recibe terapia antirretroviral, lo que dificulta frenar la epidemia en niños (que podrían beneficiarse de los fármacos a tiempo). Las mismas cifras también indican que el 75% de la transmisión del VIH de madres a hijos en la India rural se produce en el parto, por lo que estos tests rápidos podrían ayudar a intervenir mucho antes si fuera necesario.
VALIDAR LA PRUEBA
Sin embargo, los expertos advierten que una de las principales "pegas" de estas pruebas rápidas (bien a través de la saliva o una gota de sangre) son los diagnósticos falsamente positivos (es decir, que indican que alguien tiene VIH cuando en realidad no es portador). Este problema sí debe tenerse en cuenta en los países con medios para hacer otro tipo de test.
«Aunque el OraQuick ya está aprobado por las autoridades de EEUU y Europa [en España está disponible desde el pasado mes de febrero], en los países occidentales un paciente no se considera seropositivo hasta que no se confirma la infección mediante pruebas serológicas de diagnóstico estándar para la detección de anticuerpos anti-VIH», dice África Holguín, experta del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.