Entradas más populares

sábado, 17 de mayo de 2008

SEGURIDAD EN SITIOS PUBLICOS


Incrementará la India seguridad en sitios públicos
Nueva Delhi, 17 may (PL) En medio del debate sobre seguridad a raíz de los cruentos atentados en Jaipur, el gobierno indio prevé hoy instalar un sofisticado sistema de vigilancia en los sitios de mayor concurrencia pública.
Sin brindar muchos detalles, el ministro de Ciencia y Tecnología, Kapil Sibal, dijo que será un sistema totalmente computarizado de cámaras, análisis biométrico, detención de narcóticos y explosivo, el cual no implicará el cacheo de personas.
El diario The Times of India reporta que un proyecto piloto será instalado en la Plataforma 12 de la Estación de Trenes de Nueva Delhi dentro de seis meses y si resulta exitoso, el titular recomendará su adopción a escala nacional.
Sibal señaló que el número de personas que acuden a los lugares públicos en la India es muy alto por lo que el control de acceso individual resulta casi imposible.
El sistema en cuestión consistirá de un comando central que controlará los varios subsistemas según un parámetro de vigilancia común.
Ocho bombas estallaron el miércoles por la noche en mercados y en un templo del centro histórico de Jaipur, estado de Rajasthan, con saldo de 80 muertos y unos 200 heridos.
Las cargas fueron dejadas en bicicletas parqueadas en esos sitios y explotaron por un detonador conectado a un reloj.
En reunión extraordinaria el viernes con el Gabinete, el consejero de seguridad nacional, M.K. Narayanan, admitió que existen problemas en la red de vigilancia y coordinación entre el gobierno central y las autoridades de los estados.
También, calificó de pobre el trabajo de recolección de información de inteligencia, escasez de oficiales especializados dedicados a la seguridad e informaciones fragmentarias sobre los grupos terroristas.
Narayanan aceptó que las autoridades centrales y locales no tenían señal alguna de que se preparaba un ataque terrorista en Jaipur.
Mientras el gobierno de Rajasthan desató una cacería de inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh. Se sospecha que el grupo islamista Harkat-ul-Jehadi Islamia (HuJI), con base en Bangladesh, está detrás de esos ataques.