Entradas más populares

martes, 6 de mayo de 2008

ALIMENTOS EN LA INDIA


India planea excluir alimentos de sus mercados de futuros
El Banco Asiático alerta del impacto del alza de precios


El notable incremento del precio de varios alimentos básicos en todo el mundo tiene un efecto devastador entre los más desfavorecidos. La presión popular se ha dejado sentir ya, a través de ordenadas manifestaciones o violentas revueltas, en algunos países de Asia, África y América Latina. Y varios gobiernos han restringido las exportaciones de cereales o eliminado impuestos a las importaciones para garantizar y abaratar el abastecimiento interno. La India, el país en el que viven más pobres según los organismos internacionales, estudia dar un paso más y prohibir en sus mercados la negociación de contratos de futuros de alimentos.
El banco advierte en Madrid que aumenta el riesgo de hambrunas en Asia
"Acertadamente o no, la gente percibe que la compraventa de contratos de futuros en los alimentos es especulativa y lleva a un aumento de los precios. En una democracia tienes que atender esa opinión", explicó el ministro de Finanzas de la India, Palaniappan Chidambaram. El Gobierno indio permitió la negociación de futuros (contratos que obligan a comprar o vender una mercancía a un precio y un plazo determinados) hace sólo cinco años para fortalecer sus mercados financieros. Pero ya en 2007 excluyó dos alimentos básicos, el arroz y el trigo, ante las primeras protestas por el alza de precios.
Ahora, con una inflación cercana al 7,6% (máximo en tres años), los socios comunistas del Gobierno de Manmohan Singh, exigen que la prohibición se extienda a otros 25 productos. Y el Ejecutivo que dirige el Partido del Congreso, con elecciones generales en menos de un año, es proclive a la medida. "Hay presión para suspender los contratos de futuros de varios alimentos más", indicó Chidambaram. Los expertos coinciden en que una de las razones del alza de precios de varios alimentos está en la caída de las Bolsas occidentales, que ha llevado a muchos inversores a apostar por el mercado de futuros de materias primas. Un movimiento alentado además por la debilidad del dólar, moneda en la que se realizan estas transacciones.
Chidambaram asistió ayer, junto a otros 30 ministros de Economía, a la asamblea anual del Banco Asiático de Desarrollo, que se celebra esta semana en Madrid. En el acto de apertura intervinieron el rey Juan Carlos y el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes. España es uno de los 19 países occidentales que participan en el Banco Asiático de Desarrollo como donantes.
El cambio de estrategia del banco, los efectos de la crisis hipotecaria y la lucha contra el calentamiento global estaban llamados a monopolizar la reu-nión, pero la carestía de los alimentos reclama ahora todo el protagonismo. "Este incremento de precios ha intensificado la miseria de más de 1.000 millones de personas sólo en Asia y en el Pacífico, que tienen mayor riesgo de hambruna y malnutrición", advirtió Haruhiko Kuroda, presidente del banco.